Mientras el TSJ define si es legal, Ciudad puede aplicar el protocolo anti-tomas

Establece que los padres son responsables en caso de vandalismo a los establecimientos escolares.

Los jueces que integran el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires (TSJ) deben definir si el protocolo anti tomas escolares es legal o no. Mientras tanto, el Ministerio de Educación e Innovación porteño podrá aplicarlo.

Este lunes, la Asesora General Tutelar Yael Silvana Bendel presentó ante el TSJ un recurso de queja contra la resolución de la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario, que en voto dividido le denegó el recurso de inconstitucionalidad al asesor tutelar de cámara Gustavo Moreno.

Los asesores tutelares porteños señalan que el protocolo anti tomas viola la libre expresión del estudiantado, y su falta de participación en la elaboración del mismo.

En abril de este año la jueza Elena Liberatori suspendió su aplicación, pero en junio la Sala 2 de la Cámara hizo lugar a un amparo de la Ciudad y habilitó su implementación.

Sobre el protocolo, la ministra de Educación e Innovación de la Ciudad, Soledad Acuña, dijo: “Para nosotros no puede quedar en la nada y naturalizado que cuando los chicos no están de acuerdo con una política puedan tomar una escuela. Lo que está atrás de la resolución es que las acciones tengan consecuencias y no se vulnere el derecho a la educación de los otros”.

El mismo establece que los padres deberán retirar a los estudiantes durante un proceso de toma. En caso de daños a los establecimientos escolares, la responsabilidad será de las familias de los estudiantes.El ministerio y la Procuración General porteña elaborarán actas en caso de vandalismo con multas económicas de acuerdo a los daños

Cuando haya toma, quedarán sin vigencia las autorizaciones que se emiten a principio de año para que los chicos se puedan retirar por su cuenta de la institución.

Deja un comentario