Monserrat: el caserón de Rosas será un museo con objetos arqueológicos y una cisterna antigua

El año pasado los obreros que hacían un edificio en Moreno 550 dañaron la construcción de antaño. Para atenuar lo ocurrido, el dueño del proyecto inmobiliario construye este espacio de preservación. Tendrá una planta baja y dos subsuelos. Hallaron platos, frascos, botellas de los siglos XIX y XX. Se espera que abra al público en 2019. La entrada será libre y gratuita.

Esos platos en letras rojo sangre dicen “Federación o muerte”. Sobre la mesa, están relucientes, blancos, como recién salidos de la alacena. Parece que los van a usar en el almuerzo los obreros de esta obra en construcción de Moreno 550 (Monserrat, Comuna 1), sitio donde antaño se irguió el histórico caserón de Juan Manuel de Rosas. Sin embargo, esta vajilla ahora en exhibición tiene más de medio siglo de vida. Son objetos de enorme valor patrimonial. Su brillo de debe a que todo este tiempo estuvieron enterrados a varios metros del suelo, en torno a esta cisterna centenaria, una construcción de la antigua Buenos Aires. Ahora es la columna vertebral del futuro Museo de Sitio, que será de acceso gratuito y estará dedicado a la arqueología e historia porteña. Esperan que abra en 2019.

Este viernes, en el marco de la V Semana de la Arqueología de Buenos Aires, la Gerencia Operativa de Patrimonio, dependiente de la Dirección General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico porteña organizó una recorrida por el lugar, donde se exhibió buena parte de los objetos desenterrados: botellas, restos de animales, vasijas chinas, loza inglesa, perfumes parisinos.

Que la Ciudad de Buenos Aires tenga un nuevo museo en su Casco Histórico es la parte buena de una historia que inició mal. En diciembre pasado, los obreros contratados por la empresa Komatorre dañaron parte de la cisterna, tal como había informado este medio. El dueño de la firma fue condenado en un juicio breve a dos años de prisión en suspenso por “daño agravado”. Sin embargo, ante la Fiscalía de la Ciudad se comprometió a atenuar lo ocurrido con la construcción del Museo de Sitio, que tendrá muestras estables y periódicas.

Komatorre contrató al arquitecto Mederico Faivre y empezó un proceso de salvaguarda y relevamiento bajo la supervisión del Centro de Arqueología y Paleontología Urbana del Ministerio de Cultura porteño.

Faivre, con ruidos de sierras y mazazos de fondo por la obra en marcha, dijo durante la recorrida: “La tarea de arqueología fue excelente”. En las jornadas de excavación volvieron a ver la luz del sol los platos de la época en que El Restaurador de las Leyes vivía con su familia en estas tierras. También aparecieron otros objetos de la vida cotidiana. Son de tiempos posteriores, cuando allí funcionó la residencia del gobernador de la Provincia de Buenos Aires, el Correo y una casa de renta de los herederos de Ortíz de Rozas.

Según contaron, el ingreso al museo será por la planta baja, donde convivirá con locales comerciales. Allí habrá estanterías y una sala de conferencias. En los muros habrá gigantografías de mapas antiguos, de Manuela Rosas y Encarnación Ezcurra, antiguas pobladoras de Moreno 550. Se proyecta una escalera que descenderá a un entrepiso de vidrio, suspendido a 70 centímetros del techo la cisterna; se piensa una segunda escalera que lleve a la base de la misma. La cisterna será como “una muñeca rusa en un sistema de vidrios de seguridad” para apreciarla desde distintas perspectivas, explicó Faivre.  Los tres niveles sumarán nueve metros de alto y 2.500 metros cuadrados.

Jorge Tartarini, fue asesor del proyecto de museo y es vocal de la Comisión Nacional de Monumentos, Bienes y Lugares Históricos. Dijo: “Es uno de los lugares de mayor riqueza arqueológica de la Ciudad. Ya en el siglo XVIII había construcciones en esta manzana”.

El solar donde estará el Museo de Sitio fue residencia de la familia de Encarnación Ezcurra, esposa de Juan Manuel Rosas, quien luego compró el terreno y anexó parcelas lineras. Tras la batalla de Caseros, donde cayó El Restaurador, funcionó como residencia del gobernador de la provincia de Buenos Aires. Cuando se la trasladó a La Plata, en Moreno 550 funcionó el Correo hasta 1901. Luego fue una casa de rentas. Este terreno se encuentra dentro del Área de Protección Histórica 1 (APH 1).