Monserrat: habrá un museo donde una constructora dañó una cisterna del siglo 19

Es la propuesta del dueño de la empresa que hizo el destrozo patrimonial. De todos modos, fue penado con dos años de prisión en suspenso.

El dueño de la empresa constructora que daño una histórica cisterna del siglo XIX en un lote de la calle Moreno 550 (Monserrat, Comuna 1) fue condenado a dos años de prisión en suspenso en un juicio abreviado. Debe reparar la construcción antigua. Acordó, además, hacer un museo en el lugar, que antaño fue una residencia del gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Juan Manuel de Rosas (1793 – 1877).

Hacer un museo para compensar el daño patrimonial fue una idea de José Kohon, dueño de la empresa. La formuló a la Fiscalía General de la Ciudad de Buenos Aires. Federico Villalba Díaz, el fiscal de la causa, aceptó la propuesta. El juez Carlos Bentolila, a cargo del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N° 2, debe homologar el acuerdo para que quede firme.

La empresa no tomó los recaudos necesarios a la hora de excavar. Iba a hacer un edificio de altura sobre el lote donde había funcionado un garage. Sin embargo, luego de remover la tierra las máquinas dañaron una cisterna.

Esta escena fue vista por los vecinos de la cuadra, quienes llamaron a la policía. Llegaron los efectivos y frenaron los trabajos. Luego, los arqueólogos de la Dirección General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico de la Ciudad de Buenos Aires confirmaron los daños.

Precisaron que dañaron los últimos restos de la casa de la familia de Encarnación Ezcurra (1795 – 1838), esposa de Rosas. En el lote de la calle Moreno funcionó a mediados del siglo XIX la residencia familiar como Casa de Gobierno rosista. Años más tarde, entrado el siglo XX, fue casa de Correos.