Municipios bonaerenses adhieren al Pacto Fiscal

En Quilmes y Lanús, gobernados por Cambiemos, los concejales adhirieron al convenio firmada por Casa Rosada, provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Los concejos deliberantes de Quilmes y Lanús, gobernados por los intendentes Martiniano Molina y Néstor Grindetti respectivamente, ambos de Cambiemos, adhirieron al pacto fiscal firmado entre la Casa Rosada y las provincias, entre los que se encuentra la CABA. “Los vecinos se cansaron del despilfarro de gobiernos anteriores”, afirmó Martiniano Molina al celebrar la medida votada por el Honorable Concejo Deliberante local.

El intendente municipal, Martiniano Molina, celebró la adhesión al Pacto Fiscal que firmara el gobierno nacional con las provincias, entre ellas Buenos Aires. “Seguimos la línea de nuestra gobernadora María Eugenia Vidal, de gestionar pensando en el vecino. Este consenso nos permitirá cuidar mejor los recursos de los quilmeños, continuando con la política de transparencia y responsabilidad que se viene implementando tanto desde el gobierno nacional como el provincial”, detalló el jefe comunal.

La norma, aprobada por el Honorable Concejo Deliberante en la primera sesión extraordinaria del año, apunta fundamentalmente al cumplimiento de cuatro metas: control del gasto público, en cuanto los municipios no pueden aumentar sus gastos corrientes por encima de la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC); equilibrio en el incremento de la planta municipal, que no podrá estar por encima del aumento de la población; endeudamiento no mayor al 10% de los recursos; y finalmente compromiso de orden administrativo, ya que se prohíbe a los intendentes que, en los seis meses previos a dejar el cargo, tomen medidas que incrementen el gasto corriente con carácter permanente.

“Son puntos que nos permitirán tener un mayor y mejor control de las arcas municipales. Los vecinos se cansaron del despilfarro y la falta de control de gobiernos anteriores. Esta política de decir la verdad, de cara al vecino, es la que pregona nuestra gobernadora y nuestro presidente Mauricio Macri”, agregó Molina.

El Pacto Fiscal fue impulsado en diciembre último por el Gobierno nacional y se firmó con 23 provincias, con la única excepción de San Luis. La Provincia de Buenos Aires adhirió al consenso e invitó a que los municipios también lo hagan. La ordenanza enviada por el Ejecutivo fue aprobada por 12 votos a favor y 10 en contra, con una abstención.

La administración Molina ya había llevado adelante una política de ahorro cuando, a comienzos de año, redujo un 49% los cargos políticos del Municipio, un total de 222 puestos entre secretarios, subsecretarios, directores y asesores. La medida, que va en línea con esta adhesión al Pacto Fiscal, le permitirá al gobierno local generar un ahorro de casi $100 millones.

Obtenga actualizaciones en tiempo real en su dispositivo, suscríbase ahora.

error: