Murió el actor Carlos Calvo, Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires

Su amigo y productor Javier Faroni lo confirmó en redes sociales.

Este viernes murió a los 67 años el actor Carlos Calvo. En 2015 la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires lo declaró Ciudadano Ilustre mediante la aprobación de la Ley N° 5.250.

Así lo informó su amigo y productor Javier Faroni en Twitter: “Fuiste todo lo importante en mi vida… Me enseñaste de chico a ser quien soy. Nunca pensé que este momento llegaría pero fui feliz teniéndote a mi lado amigo. ¡Te amo con todo mi alma! Descansa en paz, Caaaarlloossss”.

El actor fue internado el sábado 23 de noviembre por una infección generalizada que habría sido producida por la mala colocación de una sonda vesical. Su salud estaba frágil luego de haber sufrido dos accidentes cerebro vasculares (ACV) en 1999 y 2010.

Trayectoria. Carlos Calvo nació en la Capital Federal, Argentina, el 21 de febrero de 1953. Meses después se mudo a la ciudad de San Antonio de Padua.

Noticias relacionadas

En 1974 tuvo lugar su primera temporada profesional, como actor de la obra de teatro La lección de anatomía, la cual incluía un desnudo. A ésta le siguieron Una libra de carne y Equus, entre otras. En 1978 se sumó a una obra de Alfredo Alcón (1930–2014) junto a Rodolfo Bebán (1938–), pero renunció al no poder adaptarse al papel.

Su primera incursión en la televisión sería en 1978, en La familia Superstar, y en Canal 9 lograría su primer papel protagónico con Alberto de Mendoza (1923–2011) y Alicia Bruzzo (1945-2007). El siguiente fue en 1982, la novela Juan sin nombre, junto a Luisina Brando. En 1984 trabajó por primera vez con Ricardo Darín (1957–) en la exitosa Extraña pareja, que se realizó en teatros por dos temporadas. Al mismo tiempo trabajaba también en televisión y cine, en Sólo un hombre y Adiós, Roberto respectivamente. En esta película encarnó a un personaje homosexual.

En 1989 comenzó a formar parte de un proyecto de canal 11, Edgar Queta, una comedia que no llegó a estrenarse. Sin embargo, el proyecto fue retomado y reformulado en 1990 tras la privatización del canal, y terminó siendo la exitosa comedia Amigos son los amigos, junto a Pablo Rago (1972–), en donde inmortalizó al personaje de Carlín Cantoni, un mudancero que trabajaba en el negocio familiar y que utilizaba frases como «Es una lucha…» o «Vos, fumá», frases que hasta el día de hoy suelen ser usadas por la gente.

En 1994 no trabajó en televisión. En 1995 tampoco, ya que nuevamente se vio involucrado en un proyecto que no llegó a realizarse. Siguieron Hola Papi y Rodolfo Rojas DT, en donde encarnó a un padre de familia y a un director técnico respectivamente. En 1999 intentó realizar una serie de terror, Drácula, aunque tampoco la pudo completar. Luego, en 2001, regresó a Telefé con la miniserie El hacker. El 2002, en cambio, lo encontró haciendo teatro junto a Mónica Ayos (1973–). Para el año 2003 se unió al programa Costumbres argentinas, de Ideas del Sur.