Nación, Ciudad y Provincia buscan acuerdos para contener la segunda ola

Luego de las disputas públicas por la presencialidad de las clases, los funcionarios muestran un acercamiento para trabajar ante el crecimiento de los contagios y el riesgo de que colapse el sistema sanitario.

El jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Santiago Cafiero, recibió este martes al mediodía en Casa Rosada a sus pares de Ciudad, Felipe Miguel, y Provincia, Carlos Bianco, para empezar a definir cómo continuarán las restricciones en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) para contener la segunda ola de Covid-19. El jueves habrá un nuevo encuentro tripartito.

El DNU presidencial que instauró restricciones más severas desde el 16 de abril y llamó a suspender la presencialidad en escuelas a partir del 19 vence este viernes 30. Se piensa cómo seguir, ya que el AMBA todavía es epicentro de la pandemia.

Luego de confrontaciones públicas entre la administración nacional y la porteña por las clases presenciales, en los últimos días hubo un acercamiento entre partes con el objetivo central de evitar que el sistema de salud colapse. El sector privado y público cuentan con una demanda inédita durante el año pasado y no está claro si la curva de contagios se amesetará o continuará creciendo.

Noticias relacionadas

Previo a la reunión tripartita, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, aseguró que el GCBA está dispuesto a “dialogar acerca de cómo mejorar el entorno escolar y el traslado, y cómo hacer la presencialidad más segura”.

“Siempre estamos dispuestos a dialogar sobre cómo mejorar el entorno escolar y el traslado, cómo hacer la presencialidad más segura”, aseveró el funcionario durante una conferencia en la Jefatura porteña de Parque Patricios (Comuna 4).

En otra conferencia, el jefe de Gabinete bonaerense Bianco y el ministro de Salud  Daniel Gollan remarcaron este martes que si bien las políticas de restricción de la circulación “dan resultado”, no son suficientes “para evitar que el sistema se sature y colapse” y destacaron la necesidad de “bajar drásticamente los contagios de coronavirus”, así como “tomar medidas de un lado de la General Paz y del otro”.