Nación y Ciudad trabajan para “segmentar por horarios las actividades” y evitar aglomeraciones en el transporte público

Así lo expuso el ministro de Transporte Mario Meoni. “Hay muchas actividades concentradas en la Ciudad de Buenos Aires en horarios muy específicos, que implican traslados masivos por la mañana y por la tarde”, precisó.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el nacional trabajan para evitar aglomeraciones en el transporte público, a poco de finalizar la actual etapa del aislamiento social obligatorio para reducir contagios de coronavirus.

En el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) hay circulación comunitaria del virus. Puede contagiarse una persona que no viajó al exterior e incluso alguien que no tuvo contacto con pacientes que dieron positivo. Por eso se extreman los cuidados en la región.

“El problema del transporte, sobretodo en algunas modalidades, como el tren, es algo real”, dijo el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni y agregó: “Hay muchas actividades concentradas en la Ciudad de Buenos Aires en horarios muy específicos, que implican traslados masivos por la mañana y por la tarde”.

Dijo a Radio La Red que la Ciudad y Nación buscan “segmentar por horarios las actividades”. No descartó que después del 10 de mayo vuelva a habilitarse la construcción privada en la Ciudad, tal como piden funcionarios porteños. Debe avalarlo el presidente Alberto Fernández.

Sobre este tópico se explayó: “Las constructoras pueden poner micros particulares para trasladar a los trabajadores desde la zona oeste, o zona sur, o norte”.

“Lo que seguiremos haciendo es poner apoyo de colectivos en algunas estaciones de trenes, para cuando van llenos. Ya funcionan en las terminales de Merlo y Morón, por ejemplo”, expuso.

Descartó que el transporte de larga distancia regrese en el corto plazo: “Necesitamos mantener el control de los ingresos a cada ciudad, y de personas circulando en las rutas. Solo se están habilitando algunos vuelos por pedidos puntuales de provincias más remotas”.

Esta semana en la Ciudad se habilitó la circulación de conbis y minibuses, para unir zonas de la Capital Federal y del conurbano. En cuanto a los colectivos, hay un nuevo protocolo que amplía las medidas de prevención.

Este lunes cerca de 50.000 autos ingresaron por los accesos porteños, lo que representa el 79% de vehículos que transitan por esos pasos en un día hábil previo al aislamiento obligatorio.

La cantidad detectada marca una suba del 10% respecto del lunes de la semana pasada, día en que se registraron, en ese horario, unos 44.900 autos; en tanto que muestra un 79% de la circulación de un día normal antes de la cuarentena, cuando entraban a la Ciudad, por ejemplo, unos 62.100 vehículos, consigna Télam.

Por su parte, en las autopistas de la Ciudad, en las postas del peaje, se verificó el paso de 23.300 vehículos, un 2% más que la semana pasada; mientras que también se evidenció un incremento de circulación ya que refleja un 69% de la actividad de una jornada habitual, por ejemplo, la del 9 de marzo, cuando existió un ingreso de 33.900 autos.