Nuevo protocolo por las tomas en escuelas porteñas: los familiares deben retirar a los estudiantes y hacerse cargo si hay vandalismo

El Ministerio de Educación porteño informó que también se deberá dar intervención al Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y al SAME.

El Ministerio de Educación porteño informó que también se deberá dar intervención al Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y al SAME.

Tras la toma de 29 escuelas durante 2017 contra la Secundaria del Futuro, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires oficializó un nuevo protocolo para que las autoridades educativas implementen durante protestas estudiantiles.

Según fuentes oficiales, el protocolo postula que durante una toma los directores deben citar a los padres para que retiren a sus hijos de la escuela. En caso de que la familia avale la ocupación, se harán cargo de los eventuales daños que la toma genere en el establecimiento.

También señala que se deberá dar intervención al Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y al SAME, y que los directores o rectores de las escuelas deberán permanecer en el edificio hasta que finalicen todas las acciones establecidas en el protocolo.

Además, las autoridades deberán elevar al Ministerio de Educación porteño un acta con los motivos de la toma; el estado detallado del patrimonio escolar documentado fotográficamente; la constancia de citación a los padres y los datos de aquellos que no hayan retirado a sus hijos del establecimiento.

El expediente administrativo que se realice a partir del acta será enviado por el Ministerio de Educación de la Ciudad a la Procuración General porteña.

Finalizada la toma del establecimiento, los directores o rectores deberán labrar nuevamente un acta que deberá consignar el estado del patrimonio escolar al momento de la finalización de la toma.

El año pasado hubo tomas en 29 establecimientos públicos porteños contra la implementación de la llamada Secundaria del Futuro, un cambio implementado por Ciudad para modificar las currículas. El punto que generó más debates fue la inclusión de prácticas educativas en espacios laborales.

Obtenga actualizaciones en tiempo real en su dispositivo, suscríbase ahora.

error: