Nuevo tomógrafo para el Hospital Penna

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires presentó hoy el nuevo tomógrafo del Hospital José Penna que permitirá realizar diagnósticos más precisos y rápidos e incrementar el número de atenciones, en línea con el plan de reequipamiento a los centros de salud porteños

“Seguimos sumando más capacidad y tecnología para una atención de excelencia a pacientes que no sólo son de la Ciudad, sino que vienen de otras provincias y de países limítrofes”, sostuvo Mauricio Macri en ese centro de salud, ubicado en el barrio Parque de los Patricios (Comuna 4).

El jefe de Gobierno recordó que el anterior tomógrafo había dejado de funcionar hacía varios años y que la incorporación del nuevo va en sintonía con un “esfuerzo permanente para mejorar el sistema de salud público porteño”, que incluye la renovación de la aparatología, las mejoras edilicias y la capacitación de los profesionales de la salud.

Macri supervisó el funcionamiento de la máquina de fabricación japonesa junto a la vicejefe de Gobierno, María Eugenia Vidal; la ministra de Salud, Graciela Reybaud, y el director del Hospital, Carlos Grosso Fontán.

Destacó que de los 15 tomógrafos que posee ahora el sistema público de salud de la Ciudad, el Gobierno porteño adquirió diez en los últimos cinco años, que permitieron dotar de esa tecnología por primera vez a los hospitales Muñiz y Tornú y renovar la que tenían Penna, Santojanni, Udaondo y Argerich.

Vidal dijo que el plan de mejora y reequipamiento de hospitales continuará en los próximos meses “a fin de que los médicos tengan todas las herramientas necesarias para salvar vidas”.

“Los pacientes de todos el país pueden atenderse con toda tranquilidad en la Ciudad de Buenos Aires porque acá están los mejores profesionales”, aseguró Vidal.

A su vez, Grosso Fontán destacó que la incorporación del nuevo tomógrafo facilitará el diagnóstico de los pacientes que se atienden en el Hospital Penna

El plan de equipamiento a hospitales y centros de salud abarca más de 800 equipos de alta, mediana y baja complejidad que se incorporaron al sistema público de salud porteño.

Además, de los tomógrafos, fueron adquiridos ecógrafos, equipos de cámara gamma, de Rayos X, torres de videoendoscopia, mesas de anestesia de última generación y equipamiento médico en general.

Los tomógrafos permiten guardar los informes en forma digital y hacer intervenciones quirúrgicas guiadas por tomografía, con certeza y precisión milimétrica.

Los nuevos aparatos pasaron a estar a disposición de todo el sistema de salud público de la Ciudad y están preparados para funcionar a tiempo completo todos los días del año.

El nuevo tomógrafo de Penna es helicoidal multicorte para diagnóstico de cuerpo entero, que genera un mínimo de 21 cortes por segundo, utilizando el detector de estado sólido. Su elevada productividad se debe al diseño de un mecanismo de alta velocidad de rotación y a la unidad de reconstrucción rápida.

Las características principales del equipo son detector multicorte, alta velocidad de adquisición, excelente calidad de imagen (construcción de imágenes en 3D), espesor de imagen seleccionable, reducción de la dosis y adquisición helicoidal con garganta de exploración angulada.

Paralelamente, se realizó una obra de infraestructura para la instalación del equipo y se construyó una nueva guardia que brinda atención anual a 113.000 pacientes.

Es una estructura de 1200 metros cuadrados cubiertos, que tiene salas para las áreas de ambulatoria, crítica y comunes, renovado mobiliario y una nueva central de gases médicos. Además, cuenta con un nuevo pabellón de pediatría, que comprende una superficie cubierta de 1300 metros cuadrados desarrollados en cuatro plantas.

Tiene, además de todas las áreas de apoyo como enfermería y oficinas, ocho consultorios externos, servicio de urgencias pediátricas (3 consultorios, 3 camas en sala de observación, 2 puestos en shock room) y más de 20 camas de internación, dispuestas en habitaciones dobles con baño privado y una habitación exclusiva para aislados.

Fuente: Prensa GCBA