Otro dirigente kirchnerista detenido: “Pitu” Salvatierra cayó con drogas en Ciudad Oculta

El referente de la toma del Parque Indoamericano, echado por Patricia Bullrich del ministerio de Seguridad, tenía en su poder -presuntamente- 16 dosis de pasta base, marihuana y pastillas de rivotril. La causa quedó en manos del juez Claudio Bonadio.

El dirigente kirchnerista Alejandro “Pitu” Salvatierra fue detenido en Ciudad Oculta por el Cuerpo de Prevención Barrial de la Policía Federal Argentina. Salvatierra fue trasladado a la comisaría 48°, con jurisdicción en la zona.

Salvatierra se hizo famoso tras la toma del Parque Indoamericano de 2010. Ex pibe chorro, cabecilla de su propia banda dedicada a asaltar bancos, Salvatierra había terminado el secundario cuando estuvo preso en un pabellón de La Plata.

Al salir, llegó a presidente en Ciudad Oculta, tras ganar las elecciones barriales poco antes de la toma del predio de Villa Soldati (Comuna 8).

En el Indoamericano, el ex secretario de Seguridad Sergio Berni tuvo que negociar mano a mano con él. Poco a poco, Salvatierra se convirtió en parte del tejido kirchnerista, un operador de confianza en un territorio delicado.

Los últimos meses lo tuvieron envuelto en polémicas: la ministra Patricia Bullrich anunció su despido de la cartera de Seguridad. Afirmó que cobraba 24 mil pesos brutos por mes de la Subsecretaría de Participación Ciudadana pero que en verdad era un “ñoqui”.

Semanas atrás, polemizó con el gobierno de Cambiemos, lamentando que Margarita Barrientos “se deje usar por el PRO”, al tiempo que recibió la visita del diputado nacional por la ciudad de Buenos Aires, Axel Kiciloff, quien fue entrevistado por Salvatierra en su programa de radio.

Salvatierra está en una comisaría, según confirmó el portal de noticias Infobae por presunta tenencia de drogas.

El Cuerpo de Prevención Barrial de la PFA, encargado de vigilar y prevenir delitos en varias villas y ser un enlace con la comunidad, lo sorprendió en su Volkswagen Fox deteniéndose en varias puertas. Al ver el móvil de Prevención Barrial, Salvatierra apuró su marcha: no pudo ir lejos y finalmente tuvo que frenar. Ante dos testigos en el lugar, los efectivos revisaron el asiento de acompañante: había 16 envoltorios de nylon negro con pasta base, un frasco de mayonesa que contenía marihuana y seis pastillas de Rivotril.