Pablo César Barton, la centenaria institución de Almagro que adoptó el nombre de un vecino solidario

Los sábados hay actividades gratuitas para niños y niñas en el Colegio San Francisco de Sales.

Este sábado el Batallón de Exploradores Argentinos de Don Bosco N° 1 General Manuel Belgrano festejó sus 103 años de vida y además celebró el cambio de nombre por el de Pablo César Barton, un vecino de Almagro y miembro de esta agrupación que falleció en 1997 al salvar la vida de varios niños.

El Batallón 1 nació el 14 de agosto de 1915 y funciona desde entonces en el colegio San Francisco de Sales, en Yapeyú e Yrigoyen (Comuna 5). Fue la primera institución de una red que se extiende por todo el país y también en Paraguay.

Desde sus comienzos hubo actividades gratuitas para jóvenes del barrio y alrededores. Los sábados a la tarde en el San Francisco de Sales hay deporte, formación religiosa y otras dinámicas para niños y niñas desde los siete años. También hay campamentos de fin de semana y viajes en el verano. En la actualidad combina también trabajo comunitario, talleres de formación y actividades para personas con discapacidad.

Pablo César Barton nació en 1974. Ingreso de niño al Batallón de Almagro y se convirtió en animador con chicos a su cargo. En el campamento de verano de 1997 salvó a varios niños que casi se ahogan en el Río de los Loros, Tucumán, pero falleció durante el rescate. Su figura siempre fue evocada como símbolo de la máxima “Siempre listo”, que pregonan los exploradores.

Pasadas las 17 de este sábado, se hizo la misa y el acto donde se cambió el nombre. La familia de Pablo sostuvo la nueva bandera del Batallón y la entregó al actual abanderado. Es una pieza azul con un arcoíris en el centro.

Los más de cien exploradores y exploradoras se pusieron alrededor de la nueva bandera, símbolo de esta nueva etapa. También se repartieron nuevos escudos, insignias que diferencian a las distintas etapas de niños y niñas. Cambian el nombre General Manuel Belgrano por Pablo Cesar Barton.

Luego de la ceremonia hablamos con Estela, madre de Pablo: “Sentimos emoción y orgullo. Hace años compartimos con esta familia, la que nos hace sentir sostenidos. Seguimos trabajando por los chicos porque es el legado de Pablo”.

El padre de Pablo, Jorge, agregó: “No nos alejamos del colegio, seguimos con el apoyo de familias y amigos. Es un cambio grande que después de 100 años ahora se llame Pablo Barton. Que los nuevos chicos que ingresen sepan de lo que hizo en vida, qué el Batallón siga muchos años más”.

Matías Alberti, exjefe del Batallón, nos dijo: “Es un momento emocionante es ejemplo para la comunidad. Este espacio necesita actualización. El nuevo nombre tiene más significado. Con su nombre se comunica mejor a la comunidad lo que se hace acá”.

Federico Torosián también dirigió a la institución y fue compañero de Barton. Nos dijo: “Es una figura significativa de los pibes, de esta comunidad. Uno siente alegría por el cambio. Los que lo conocimos sabemos que es un legado para los pibes. Es dar cuenta del testimonio de amor, de la entrega que tuvo Pablo en su vida”.

Guillermo Carrafancq era jefe de Batallón cuando Pablo hizo su ingreso. Hoy integra el grupo de Exploradores Enviados, quienes de forma activa ayudan al funcionamiento de la institución. “Su vida es la síntesis de lo que es ser explorador. Salvar a esos chicos en aquel río fue lo que se preparó acá. Los chicos que ahora ingresan van a conocer más sobre su vida y sus valores”.

Luego, se leyeron cartas de otros batallones que saludan el cambio. El 3, ubicado en Solís 252 (Monserrat, Comuna 1), envió una nota donde destacó la “propuesta de servicio solidario”. Lo mismo hizo un nuevo Batallón de Villa Domínico, nacido el año pasado: “Hay mucho para celebrar. Los felicitamos por homenajear a Pablo, un ejemplo del Siempre listo”.