Cecilia Pando comenzó a trabajar como maestra en una escuela primaria del barrio de Palermo

La defensora de militares represores fue cuestionada en las redes sociales, pero ella defendió su “derecho a trabajar” pese “a pensar distinto”.

La titular de la Asociación de Familiares y Amigos de Presos Políticos de la Argentina, Cecilia Pando, comenzó a trabajar como maestra de séptimo grado en una una escuela privada de la Ciudad de Buenos Aires; más precisamente del barrio porteño de Palermo (Comuna 14)..

“Hace dos días comencé a trabajar en un colegio como maestra, feliz d volver al aula, a lo que más me gusta y poder ayudar en mi casa con los gastos”, escribió Pando, y agregó: “Ya los intolerantes de siempre están difundiendo q la “defensora de los genocidas”como ellos me llaman está trabajando, cómo si notuviera derecho a trabajar por pensar distinto. Yo voy a enseñar, no voy al colegio a hacer política, no mezclo las cosas!!! Trabajo con chicos, no los adoctrino como hacen otras organizaciones!!!”, se quejó.,

Desde la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) no tardaron en repudiar la polémica designación en el Colegio Francesco Faà Di Bruno.

Por medio de un comunicado de prensa firmado por la secretaria general Sonia Alesso y el secretario de Derechos Humanos de esa organización, Rogelio De Leonardi, los docentes dijeron que “La defensora de los genocidas y militantes de ultraderecha argentina hizo público que ejercerá como ‘maestra’ en una escuela, frente a niños y niñas de nivel primario”, arranca la misiva compartida en las redes sociales.

“Pando, que es conocida por su defensa a los militares que cometieron asesinatos, secuestros y robos de bebés estará al frente de niños de 11 y 12 años en la Escuela Francesco Faà Di Bruno, de orientación católica”, se añade en el escrito.

En el mismo, desde CTERA se encargaron de recordar que la titular de la Asociación de Familiares y Amigos de Presos Políticos de la Argentina fue encontrada culpable por la Justicia de dañar símbolos de la memoria “cuando manchó con pintura los pañuelos blancos pintados alrededor de la Pirámide de Mayo”.

“Por esto, expresamos nuestro repudio y rechazo a este hecho provocativo, que, teniendo en cuenta el prontuario de amenaza con vulnerar los derechos de las/os pibas/es a una educación respetuosa de los Derechos Humanos, tal como lo dicta la Ley de Educación Nacional”, cerraron la comunicación.

La noticia, conocida pocos días antes de la conmemoración del Día Nacional por la Memoria la Verdad y la Justicia, al cumplirse un nuevo aniversario del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 y en medio de un encendido debate público respecto del posible beneficio de prisión domiciliaria para Alfredo Astiz, fue, en efecto, criticada con dureza en las redes sociales, aunque también recibió mensajes de apoyo.

Si bien circulan versiones de que renunció o fue apartada del cargo, no hubo declaraciones de Pando ni comunicaciones oficiales de la institución en tal sentido.

Obtenga actualizaciones en tiempo real en su dispositivo, suscríbase ahora.

error: