Palermo: desde 2012 murieron 1.001 animales en el actual Ecoparque

Son datos oficiales del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Este miécoles se hizo la audiencia pública por la concesión de inmuebles del predio.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires confirmó que en el predio del actual Ecoparque desde 2012 murieron 1001 animales. Los casos más resonantes en el último tiempo fueron los de la rinoceronta Ruth y la jirafa Shaki.

Según los datos oficiales, en 2012 cuando regía la concesión privada del Zoo murieron 152 animales. En 2017, con el Ecoparque en funcionamiento, fallecieron 56 ejemplares. En lo que va de este año, 26.

Esta información la brindó el responsable de la Unidad de Proyectos Especiales Ecoparque (UPE), Gonzalo Pascual, durante la audiencia pública de este miércoles por la concesión de varios inmuebles dentro del predio de Palermo.

“Nos encontramos con un parque en pésimas condiciones edilicias, con animales en avanzada edad y con un bienestar que dejaba mucho que desear. Modificamos absolutamente las áreas de bienestar y tenemos un equipo interdisciplinario, hemos realizado más de 40 obras de mejoras en recintos que estaban en muy mal estado y 35 que tienen que ver con el enriquecimiento”, explicó el funcionario según reprodujo La Nación.

“Nosotros sufrimos la muerte de los animales, nuestro equipo técnico tiene un compromiso profundo con los animales y con la fauna. La tasa de mortalidad ha disminuido desde que el Estado tomó el ecoparque [a mediados de 2016] y se hizo cargo del bienestar animal”, agregó.

La ley de aprobación inicial es el Expediente 3086-D-2017, se votó su primera lectura el 28 de junio. La iniciativa contempla concesionar los edificios, de gran valor patrimonial, por 30 años. El canon generará fondos para acondicionar el Ecoparque, estiman fuentes porteñas.

“Las actividades que se realicen en el marco de las concesiones otorgadas tendrán por objeto propuestas educativas, recreativas y de concientización en materia de conservación y preservación del ambiente, servicios y propuestas complementarias que mejore la experiencia del visitante”, dicen los argumentos del proyecto.

El Ecoparque tiene 167.522 metros cuadrados. El artículo segundo del proyecto señala: “Los nuevos espacios, cuyo objeto sea ser concesionados, no podrán superar el tres por ciento (3%) de la superficie total del predio”.

El Observatorio del Derecho a la Ciudad señala que se llegarían a concesionar 33.000 metros cuadrados. “La Ley aprobada en primera lectura ordena que el Poder Ejecutivo deberá garantizar que previo a la concesión de los edificios se deriven, liberen o trasladen los ejemplares de la colección faunística que pudiesen estar alojados en estos. Toda la presión para deshacerse lo antes posible de los animales sin importar las consecuencias para avanzar con las privatizaciones”, indicó.

El jefe de Gabinete de Ministros de la Ciudad de Buenos Aires, Felipe Miguel, dijo que Ciudad ya derivó 402 animales y quedan 886: “Las próximas derivaciones van a ser de leones, osos y la elefanta Mara”.

“El plan del Ecoparque consta de tres etapas: la primera corresponde a la punta de Plaza Italia, que va a ser un área de acceso público y gratuito y que estará lista entre abril y mayo de 2019; la segunda, correspondiente a la punta de Libertador, finalizará en 2021; mientras que la tercera, correspondiente al centro del parque, en 2022”, agregó el funcionario.

En el Ecoparque también hay esculturas de Emilio Canovas, Emilio Sarguinet y Lola Mora, que el área Monumentos y Obras de Arte (MOA) del Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño restaura en su taller del Parque Tres de Febrero.

La ONG Sin Zoo, que protesta contra las políticas públicas empleadas en el Ecoparque, expresó en un comunicado público: “El Gobierno de la Ciudad está iniciando negocios inmobiliarios, en el predio del zoo donde aún viven miles de animales. El oficialismo pretende sacar una ley que concesiona a privados 21 edificios y respectivos entornos que se encuentran en el predio del actual Ecoparque, ex zoológico de la Ciudad de Buenos Aires. Las concesiones se realizaran a 5, 10 y 20 años a privados, en esos edificios viven animales que no han sido derivados aún”.

“Las obras de remodelación del predio han comenzado este año con un  zoo tapiado y lejos de los ojos que permitan dar testimonio del horror que viven los animales a diario. El vaciamiento de uno de los lagos trajo aparejadas las muertes de decenas de carpas, tortugas, un  mono tití  y en el apuro por sacar un aprovechamiento económico del predio están derivando animales a lugares mucho peores que el Ecoparque. Han muerto ciervos y antílopes. El estrés de las obras produjo la muerte de Ruth, la rinoceronte blanca, y de Jackie, la jirafa hembra del zoo en el lapso de 10 días”, añadieron.