Palermo: piden informes por la Biblioteca Evaristo Carriego, cerrada desde 2012

El histórico inmueble está ubicado en Honduras 3784. Temen por su estado edilicio y por posibles casos de vandalismo.

El legislador porteño Juan Francisco Nosiglia (Evolución) presentó un pedido de informes para que el Poder Ejecutivo local brinde datos precisos sobre la situación de la Biblioteca Evaristo Carriego (Honduras  3784, Palermo, Comuna 14), que está cerrada desde 2012.

Entre otros puntos, Nosiglia pide saber si hubo demoliciones o reformas edilicias desde 2014. También quiere saber “en qué estado se encuentra el acervo bibliográfico” y “qué medidas de seguridad se han tomado teniendo en cuenta que la Biblioteca está cerrada y si se han tomado en cuenta las recomendaciones realizadas por la D.G. DE Infraestructura y Mantenimiento Edilicio en 2014 con relación a intrusión y vandalismo que pudieran provenir de propiedades lideras”.

En esta Casa se realizaban múltiples y diversas actividades culturales. Sin embargo, “está cerrada desde hace más de un lustro, impidiendo a los vecinos de la Ciudad y especialmente a los vecinos del barrio de Palermo y barrios cercanos el uso y consulta de su acervo bibliográfico, como la imposibilidad de acceder a una variada oferta de actividades culturales”, lamentó Nosiglia.

“Es necesario que el Gobierno de la Ciudad explique cuál es la situación actual de la Biblioteca Evaristo Carriego, asimismo es imperioso que explique los alcances de la Licitación 2119/12 y su actual situación judicial al respecto. La Biblioteca Evaristo Carriego, no solo es una importante biblioteca de nuestra ciudad, sino que es la casa de unos de sus poetas más importantes. Esta casa por su historia y su trascendencia tiene un alto valor patrimonial para nuestra ciudad. Su estado actual de abandono hace imperiosa tomar medidas que permitan su puesta en valor y reapertura para todos los vecinos de la ciudad teniendo en cuenta su valor patrimonial, respetándolo y no produciendo alteraciones o destrucciones del mismo”, añade el legislador.

La casa de Carriego fue construida en 1890 y funciona desde 1981 como biblioteca municipal especializada en poesía. Cuenta con alrededor de 4700 volúmenes.