Palermo: sentencian al GCBA a pagarle $26.000 a una señora que tropezó con cintas de señalización

Lo dispuso el Juzgado N º 24 en lo Contencioso Administrativo y Tributario porteño.

El juez subrogante del Juzgado N º 24 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, Guillermo Scheibler, dispuso que el Gobierno porteño deberá pagar $26.000 en concepto de indemnización a una vecina que tropezó en la esquina de Santa Fe y Bulnes (Palermo, Comuna 14) por culpa de unas cintas de señalización de obra mal fijadas por la administración local.

La vecina inició la denuncia porque entendió que las cintas “se encontraban en el suelo y mal colocadas”. Consecuencia de ello, se tropezó y se cayó. En principio, pidió $75.000 de indemnización. Alegó que “sufrió lesiones graves que limitan su movilidad y afectan su vida laboral, recreativa, deportiva y social”.

Scheibler dispuso una indemnización de $18.000 por incapacidad física basándose en el examen efectuado por el perito médico, en el que se comprobó que la vecina “no presenta secuelas funcionales y observa sólo dolor ante algunos movimientos (codo doloroso)”.

“Respecto del daño físico, adquieren especial relevancia todos los aspectos de la personalidad de la víctima. Esto es, la proyección que el perjuicio tiene en la esfera laboral, en el aspecto social, así como en lo psíquico y en lo físico, sin que el grado de incapacidad comprobado científicamente por el perito médico traduzca, matemáticamente, una cierta cuantía resarcitoria”, dijo el magistrado.

El juez agregó: “Los dolores y padecimientos que la actora ha debido soportar a raíz de las consecuencias producidas por el accidente, sumado a la repercusión que necesariamente esa circunstancia ha provocado en su vida cotidiana con un reposo de 14 días corridos y la utilización de un cabestrillo durante dos meses justifican otorgarle la suma indemnizatoria de $7.000”.

Sumó otros $1.000 por gastos farmacéuticos, de asistencia médica, traslados y tratamientos.