Para el 44% de los porteños la lactancia materna es un acto de la intimidad

Los números surgen de una encuesta de la consultora Voices para la “Liga de la Leche Argentina”. Para mañana está prevista una “teteada masiva” en San Isidro.

Hace algunos días, a través de su muro de Facebook, Constanza Santos denunció que fue increpada por la policía cuando amamantaba a su hijo en una plaza del centro de San Isidro y reavivó la polémica sobre la lactancia materna en la vía pública.

Una encuesta de la consultora Voices para la “Liga de la Leche Argentina”, constató que para el 70% de los argentinos no es tabú amamantar en público, mientras que un 30% de la población afirmó que rechaza ver una mujer amamantando en lugares públicos.

Sin embargo este número a nivel país, crece aún más en la Ciudad de Buenos Aires, ya que para el 44% de los porteños la lactancia es un acto de intimidad y las mujeres sólo deben amamantar a sus hijos en privado.

Estos números en el territorio porteño superan a los registrados en el Gran Buenos Aires (20%) y en las demás provincias (27%).

“Un 39% sostiene que a la mayoría de la gente le parece inapropiado amamantar a un bebe que camina” ampliaron además a través de su informe.

Florencia Basaldúa, líder voluntaria de la Liga de la Leche Argentina, aseguró en La Nación que “no existe ninguna norma ni situación social que prohíba a las mujeres amamantar a sus bebes. Al contrario, es un derecho compartido, también del bebe a ser alimentado”.

“La mirada como Liga es de no juzgar a quienes dicen que hay una ley que prohíbe amamantar en público. Esta resistencia es cultural y habla del camino por recorrer. Pero, seguramente, esa situación hubiese pasado inadvertida hace unos años. Hoy, no. Y es, también, la parte cínica de la sociedad, que aceptamos convivir con imágenes cuasi pornográficas en la vía pública, y ni hablar de la televisión, a cualquier hora del día y no soportamos ver una mujer mostrando el pezón” argumentó además.

Mujeres autoconvocadas se reunirán mañana sábado desde las 15 en la plazoleta del Mástil de San Isidro, bajo la organización de una “teteada masiva” para protestar en contra de la prohibición de amamantar que sufrió Constanza Santos.