Para reforzar conocimientos, las escuelas porteñas abrirán los sábados desde el 17 de abril

Está pensando para estudiantes que acreditaron saberes en pocas asignaturas. En el nivel secundario, al menos 9.000 alumnos están en esta situación, según estimaciones oficiales. “Si no los acompañamos van a abandonar la escuela”, dijo Soledad Acuña.

La ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, informó que las escuelas porteñas abrirán los sábados desde el 17 de abril para aquellos estudiantes que necesiten reforzar conocimientos.

La funcionaria dijo que hay estudiantes que por diversos motivos no pudieron sostener la educación a distancia. “Seguimos a cada uno de estos chicos y chicas, hay 9.000 de secundarios que no pudieron acreditar saberes en más de ocho asignaturas. Si no los acompañamos van a abandonar la escuela”, expresó ante La Nación +.

Agregó que la propuesta de los sábados consiste en “una escuela abierta de refuerzo”, la cual no se plantea como un espacio obligatorio.

Acuña dijo que, a un mes del inicio de las clases presenciales, el balance “es muy positivo”: “A nivel epidemiólógico pudimos comprobar la experiencia internacional, las escuelas son lugares seguros si cumplimos con los protocolos y tomamos medidas de cuidado. Son lugares seguros y necesarios”.

“De 700.000 personas entre docentes y estudiantes solo tuvimos una tasa de contagio del 0,017%”, agregó y dijo que solo el 1% de las burbujas (forma en que se organizó a los estudiantes) tuvo que aislarse.

Noticias relacionadas

Por eso mismo, la ministra dijo que se estudia flexibilizar los protocolos sanitarios vigentes. “Evaluamos la posibilidad de que los chicos coman comida caliente en los comedores de jornada completa. Queremos incorporar los kioscos y bufetes”.

“Se estudia eliminar el distanciamiento. Los chicos con barbijo, ventilación e higiene pueden estar todos en un mismo espacio. Esto nos permite eliminar lo que hoy complica a las familias que tengan grillas horarias muy complejas que son incompatibles con la vida familiar y laboral”.

Dijo que, de implementarse esta medida, se generarán más horas de clase presencial. “Teníamos que atravesar este mes para tener evidencia”, dijo Acuña.

La funcionaria reconoció que los casos de Covid-19 crecen a diario en la CABA, pero resaltó que la actividad educativa es segura con protocolos: “Tenemos la firme convicción de que la escuela es necesaria para que sea lo último que se cierre por si hay restricciones y lo primero en reabrir”.

Con respecto a la vacunación de docentes, dijo que el ritmo no es el esperado por el GCBA debido a las dosis entregadas por el Gobierno nacional.

“En la Ciudad tenemos 110.000 personas que trabajan en el sistema educativo”. Se vacunaron 16.000 hasta el momento, de 40.000 que integran el primero de cuatro grupos definidos por el Consejo Federal de Educación según su prioridad.