Paro general del 25 de septiembre: el subte inicia la huelga este lunes a las 20

Este martes no habrá transporte público en la Ciudad ante la convocatoria de la CGT.

Este lunes a las 20 inicia el paro en las seis líneas de subte y el Premetro en el marco de la huelga general convocada para el martes por la Confederación General del Trabajo (CGT). La Unión Tranviarios Automotor (UTA) se suma a la medida de fuerza, por lo que tampoco habrá trenes ni colectivos durante el 25 de septiembre. No habrá vuelos de cabotaje ni internacionales.

“Desde la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) anunciamos que hemos dispuesto adherir a la convocatoria de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) para los días lunes 24 y martes 25 bajo las consignas ‘Paremos el hambre, paremos el ajuste de Macri y el FMI’”, expresa el comunicado enviado por el gremio.

“Es imprescindible un cambio de rumbo urgente de la política económica y social que lleva adelante el presidente Macri junto a su equipo. Rechazamos firmemente su modelo de país donde los ricos son cada día más ricos y los pobres cada día más pobres. Exigimos Paritarias Libres, rechazamos las reformas anti trabajadores, anti jubilados y nos manifestamos en contra de los acuerdos con el FMI que solo traen más hambre y desocupación para la clase trabajadora”.

La participación de la AGTSyP es contra “las políticas de ajuste del gobierno de Mauricio Macri y la aplicación de las recetas económicas del Fondo Monetario Internacional”.

En tanto, sería parcial el servicio de taxis en la Capital Federal, ya que por un lado adhiere el el Sindicato de Peones, de Omar Viviani, pero no la Federación de Conductores, de José Ibara. Tampoco los bancos atenderán al público el martes.

El dictado de clases se verá afectado en las escuelas públicas y sería parcial en las privadas, por la adhesión del gremio Sadop. No habrá clearing bancario, ni distribución del correo y tampoco se realizará la recolección de residuos.

La adhesión de los gremios estatales UPCN, ATE y CTA podrá afectar la atención al público de organismos estatales. Los servicios esenciales, como las guardias en los hospitales, funcionarán con atención acotada a los casos de emergencia.