Parque Avellaneda: clausuraron una imprenta clandestina que emanaba toxinas

Los vecinos fueron los autores de la denuncia que impulsó el proceso.

Fue clausurada una imprenta clandestina ubicada en la avenida Eva Perón al 3800, en Parque Avellaneda (Comuna 9), porque liberaba toxinas sin las medidas de seguridad reglamentarias. Tampoco tenía habilitación. La denuncia fue hecha por los propios vecinos.

La Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA), a cargo del doctor Carlos Rolero Santurián, dispuso la clausura del local, tras diligencias del Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ), el cual constató que la imprenta “funcionaba en total clandestinidad”.

Noticias relacionadas

Rolero Santurián también ordenó el secuestro de la maquinaria utilizada, así como la obturación de las conexiones que emanaban gases tóxicos a las viviendas linderas.

Intervino personal de la División Operaciones Especiales y de la División Investigaciones Delictivas de la Policía de la Ciudad. Se sumaron inspectores de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) y de la Agencia de Protección Ambiental (AprA).

La orden del procedimiento fue remitida por la titular del Juzgado Penal Contravencional y de Faltas N° 8, a cargo de la doctora Natalia Molina.