Parque Chacabuco: robaron sanitarios y se inundó parte del profesorado Federico Dickens

Delincuentes ingresaron al establecimiento educativo que funciona dentro del espacio verde de la Comuna 7.

Al menos dos delincuentes ingresaron a un establecimiento educativo en el interior del porteño Parque Chacabuco y robaron sanitarios, grifería de los vestuarios y equipos de audio que son utilizados para el dictado de clases, informaron hoy fuentes policiales y el rector de la institución.

El hecho ocurrió ayer a la madrugada en el Instituto Superior de Educación Física 2 «Federico Dickens», ubicado en el interior de dicho parque de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

«El instituto tiene dos edificios, uno sobre la calle Curapaligüe, y otro que se encuentra bajo la autopista 25 de Mayo, cuya entrada da al interior del Parque. A las 7 de la mañana de ayer el vigilador notó un movimiento extraño y observó a una persona que llevaba algo entre las manos», aseguró a Télam Oscar Coso, rector del instituto.

Al acercarse al lugar, el hombre de seguridad encontró el portón forzado, la falta de varios inodoros de los vestuarios, un vidrio roto en la cocina y la rotura de caños, por lo que el lugar estaba completamente inundado.

«Creemos que entraron como mínimo dos personas y que lo hicieron saltando una pared que da hacia un hall que distribuye el acceso a los vestuarios y a dos gimnasios. Otra posibilidad es que hayan entrado por una ventana que da a la cocina, porque encontramos el vidrio roto», señaló Coso.

La denuncia se realizó luego ante la Policía de la Ciudad y en ella detallaron el robo de cuatro inodoros, griferías, dos equipos de audio y un horno eléctrico y remarcaron la rotura de caños en la zona de los vestuarios.

El hombre no descartó que los delincuentes hayan estado varias horas dentro del establecimiento y que «pudieron realizar varios viajes» para llevarse las cosas del lugar.

El rector no pudo asegurar que no haya más elementos robados, pero confirmó que los delincuentes no ingresaron al depósito de los materiales que se utilizan para el dictado de clases.

Coso indicó que «entraron por donde no hay seguridad», ya que solo uno de los edificios cuenta con un solo vigilador privado y señaló que no es la primera vez que ingresan a robar y que en varias oportunidades solicitaron a las autoridades porteñas por más seguridad.

«Hace tiempo que venimos reclamando al Ministerio de Educación de la Ciudad que nos den un vigilador privado más porque entre ambos edificios no hay conexión, salvo la visual, y entre la entrada de uno y del hoy hay que hacer 150 metros», manifestó.

Y agregó: «Hace unos años nos robaron materiales didácticos y en 2018, mientras se estaba construyendo el nuevo edificio, la empresa encargada no quería seguir la obra porque les robaron varias herramientas.»

Por su parte, fuentes policiales indicaron a Télam que luego de consultar con la Fiscalía Nacional Criminal y Correccional 51 se dispuso que un móvil de la Comisaría Vecinal 7B quede en la puerta del instituto educativo hasta que se terminen los arreglos, informó Télam.