Parque Chas: la Justica porteña ordenó hacer reparaciones en la escuela Petronilla Rodríguez

Desde hace tiempo la comunidad educativa pide mejoras edilicias. Piden mejores baños, techos sin goteras. Alertan que hay “exceso del factor de ocupación”.

La jueza en lo Contencioso Administrativo y Tributario María Soledad Larrea emitió un fallo donde ordena al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que haga obras urgentes para mejorar la situación edilicia de la Escuela Primaria Común N° 27 D.E. 15 Petronila Rodríguez, ubicada en Andonaegui 1502, Parque Chas (Comuna 15).

“Un tercio de la superficie del patio cubierto se encuentra destinado a depósito y aula de música separada por cortinas, el metraje referido al comedor incluye el sector cocina (por lo cual el metraje utilizado para mesas y niños es sustancialmente menor y, de hecho, se informó que cuando algún niño se queda en forma extraordinaria deben sentarlo en las esquinas de las mesas y los carros con la comida pasan en forma muy estrecha, con el consiguiente riesgo”, expuso la magistrada.

“Como consecuencia de la ocupación del patio cubierto, cuando llueve los niños deben permanecer durante el recreo sentados en los pasillos de los pisos superiores, no hay baños en el primer piso, las aulas que actualmente corresponden a los grados 4°B y 5°B son particularmente pequeñas”, señala el texto de Larrea. “El espacio efectivo destinado a servir la comida a los niños rondaría los 90 centímetros cuadrados y considerando que cada turno de comedor es de 130 niños, es evidente que no se está cumpliendo con la normativa vigente”.

En el fallo se incluye un informe técnico donde se afirma: “Por lo menos tres aulas se encuentran en infracción  y van a seguir estándolo de acuerdo con las previsiones para el año 2019. Considerando que en el colegio hay 156 niñas debieran existir para ellas 10/11 inodoros. Empero, el gobierno de la Ciudad informa que sólo tienen 5. Respecto de los niños (145) tendrían que haber 4 inodoros y 8 mingitorios, y se informa la existencia de 3 y 7, respectivamente. La carencia de lavabos es aún más notoria, pues para 307 alumnos debieran existir 15 bachas y sólo habría 8”.

El Gobierno porteño informó que el Factor de Ocupación Máximo es de 329 personas, pero “la matrícula proyectada para 2019 es de 307 alumnos. A su vez, la directora informó que el personal docente y no docente suma 44 personas en forma permanente, más dos más que concurren dos veces por semana”, expone el fallo, divulgó Tiempo Argentino.

“La simple sumatoria (que no contempla la eventual existencia de padres, miembros de la cooperadora) muestra el exceso del factor de ocupación, con el consiguiente riesgo que ello implica, particularmente en caso de ocurrir algún siniestro”, alertó la jueza.

El reclamo por las mejoras edilicias es antiguo. En el comienzo del ciclo lectivo 2017 la comunidad educativa había hecho un abrazo simbólico para lograrlas.

A fines de 2016 Ciudad había iniciado trabajos para adaptar el inmueble a la Ley de Accesibilidad. Se colocó un ascensor hidráulico, que implicó desmantelar dos aulas, una de 1º B y la sala de maestros, según la comunidad educativa. Esto se dio en el contexto de mayor demanda de vacantes: el ingreso a primer grado se incrementó un 25% (de 39 alumnos a más de 50).

Familias de la escuela difundieron en marzo de 2017 un comunicado donde manifestaron: “Dicha adecuación a la Ley de Accesibilidad no prevé la construcción de una rampa de acceso ni de un baño adecuado para personas con movilidad reducida”.

También denunciaban que la obra se inició sin los permisos correspondientes por tratarse de una escuela situada en una zona señalada Área de Protección Histórica (APH).