Parque Indoamericano: restaurarán el entorno del Lago Soldati

Ciudad invertirá $18.401.883 “en pos de la integración social con los habitantes de los barrios vecinos, generando distintas situaciones de usos”.

La secretaría de Atención y Gestión Ciudadana de la Ciudad de Buenos Aires, a cargo de Facundo Carrillo, informó que hará obras para poner en valor el entorno del Lago Soldati, en el Parque Indoamericano (Villa Soldati, Comuna 8). Hay un presupuesto oficial de $18.401.883.

Este miércoles en el Boletín Oficial porteño se publicó RESOLUCIÓN N.° 334/SECAYGC/18 sobre la obra “Plaza De Acceso Y Bordes – Parque Indoamericano”, ubicada en el polígono que trazan las vías del ferrocarril Belgrano Sur, las Avenidas Escalada y Castañares y la Autopista Presidente H. Cámpora.

La empresa Casa Macci fue la adjudicada y se encargará de los trabajos. Ya ha hecho reparaciones en otros espacios verdes porteños como Plaza Almagro (Bulnes y Sarmiento, Comuna 5), Plaza Boedo (Loria y Estados Unidos, Comuna 5), Parque Las Heras (avenida Las Heras y Coronel Díaz, Comuna 14), entre otros.

“El objeto de la referida obra consiste en la revalorización del espacio público del entorno al lago Soldati, en pos de la integración social con los habitantes de los barrios vecinos, generando distintas situaciones de usos”, explican fuentes oficiales.

“Formalizando el equipamiento y dando apoyo a la seguridad de los transeúntes en el recorrido del perímetro del mismo, como así también promover las mejoras de la calidad de vida mediante la preservación y promoción de la naturaleza”, añaden en la secretaría de Atención y Gestión Ciudadana.

En 2015 el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires presentó obras para recuperar la función de canal aliviador del Lago Soldati, reservorio natural de 23 hectáreas, con capacidad para 500.000.000 de litros de agua.

Originalmente, el Lago Soldati funcionaba como canal aliviador y regulador del arroyo Cildañez y cumplía una función fundamental: alojar el agua cuando este curso desbordaba por las lluvias. Sin embargo, la naturaleza fue ganando terreno y el lago perdió profundidad y, con ello, su capacidad para contener el agua desbordada.

El agua comenzó a inundar la zona y afectar a los vecinos de los barrios vulnerables del Bajo Flores, que además tuvieron que convivir con un terreno lleno de malezas, ratas y residuos. Por eso, antes de encarar la obra hidráulica fue necesario limpiar el lugar.

Los trabajos de saneamiento estuvieron a cargo de la Subsecretaría de Mantenimiento del Espacio Público, que comenzó por desratizar y limpiar el entorno del lago; más de 300.000 roedores fueron eliminados y se recolectaron más de 230 toneladas de residuos.

Obtenga actualizaciones en tiempo real en su dispositivo, suscríbase ahora.

error: