Perros acompañantes en la oficina, una tendencia que crece en Buenos Aires

El concepto “Pet Friendly” se refleja no solo en CABA sino en las principales ciudades del mundo. Qué dicen los expertos.

Cada vez son más las oficinas de la Ciudad de Buenos Aires que permiten la compañía de mascotas en oficinas de trabajo, sumándose así a una tendencia que se repite en diferentes ciudades del mundo.

Esto responde al nuevo concepto “pet friendly” (amigable con las mascotas) que no sólo permite que los empleados puedan ir acompañados por sus perros a su lugar de trabajo, sino que además las propias oficinas adopten de forma institucional una mascota.

Sebastián García Padín el Country Manager de Findasense, una de las empresas en donde sus empleados comparten la oficina con una mascota, explicó que “es muy sano porque cuando necesitás traer a tu mascota, podés hacerlo. Cada uno es responsable de las necesidades de su mascota en la oficina. Se ordena naturalmente. Aplicamos el mismo parámetro que con las personas. Por ejemplo, cualquier persona involucrada en un incidente violento es despedida y pasaría lo mismo con los perros. Pero, por ahora, no pasó”.

“No hay reglas de convivencia o algo así. Se va viendo y charlando en el momento. Tenemos una idea de comunidad y trabajo en conjunto en la que todos puedan sentirse cómodos como si estuvieran en su casa. Parte de eso es traer a tu mascota si por algún tema en particular necesitás hacerlo” le contó a La Nación Mariano Ricciarelli de la agencia de comunicación Don.

Los expertos además celebran esta idea. “El contacto con un animal tiene beneficios emocionales y físicos. Sólo con acariciarlo te baja la presión sanguínea, te ayuda a disminuir el nivel de stress y te relaja para trabajar” asegura Alicia Dell’Arciprette, directora de la Asociación Argentina de Terapia Asistida con Perros (Tacop).

“En nuestro país no están regulados ni los perros lazarillos. La ley 26858 de acceso, deambulación y permanencia para personas con discapacidad acompañados por perro guía o de asistencia, sancionada en el 2013, nunca fue regulada. Tampoco hay un registro de estos animales” subrayó además.

En la misma línea Margarita Ziade, de Bocalán Argentina que se especializa en el trabajo con animales, marcó: “los animales son un momento de pausa que genera unión entre los compañeros. Cada uno sale de su computadora y comparte ese momento con los otros”.