Picnic de Palabras: una experiencia latinoamericana de literatura al aire libre que se replica en la Ciudad

Desde 2013, una vez al mes hacen encuentros en la Plaza Martín Fierro de San Cristóbal. Los niños son protagonistas y hay artistas invitados. Fue distinguido por Fundación El Libro.

Por Juan Manuel Castro

Un desparramo de libros en manteles sobre el pasto. A la sombra de un árbol, entre mates o bebidas frescas, hay vecinos, lectores, familias, artistas. En el silencio de la siesta, los domingos a la tarde la magia ocurre. Una vez al mes, en la Plaza Martín Fierro de San Cristóbal se hace Picnic de palabras Argentina, un espacio abierto, gratuito, sin fines de lucro para disfrutar del encuentro a través de la lectura.

Picnic de Palabras nació en 2012 en Bogotá, Colombia. Su creadora es Marcela Escovar. Esta experiencia llegó a oídos de Selva Bianchi, diseñadora gráfica diplomada en literatura infantil y vecina porteña. “Nos pusimos en contacto y ofrecimos ser su corresponsal en Argentina”.

El proyecto tuvo su primera réplica en México y luego llegó al país en octubre de 2013. Picnic de Palabras Argentina tiene eje en la Ciudad de Buenos Aires y se hace en la plaza Martín Fierro, en la entrada de Urquiza y Cochabamba (Comuna 3) y se replica en distintos lugares del país. “Es un proyecto sencillo y potente. Se trata de destinar dos horas de un domingo al mes para leer en una plaza pública, en un espacio público. Es generar una alternativa al tiempo libre para que puedan acercarse todas las personas que pasan por ahí de manera libre y gratuita”, dice Bianchi, coordinadora a nivel nacional del proyecto.

“Llevamos manteles y libros del literatura infantil. La consideramos valiosa porque permite que se acerque más público. Los chicos eligen qué leer. Tanto los voluntarios de Picnic de Palabras como los vecinos, nos ponemos, digamos, al servicio de los niños. Si ellos quieren, les leemos; si no, ellos leen solos”, agrega.

Aunque el espíritu del proyecto es la lectura, en la sede de San Cristóbal la propuesta se enriquece con la presencia de invitados relacionados con la literatura infantil y juvenil. Por ejemplo, la última edición, hecha el domingo 16 de diciembre, contó con la visita de la ilustradora y escritora Adriana Keselman. “En el país hay muchos artistas y en los 63 picnics que hicimos hasta la fecha siempre tuvimos la suerte de contar con invitados y eso permite también dar a conocer nuestra literatura en otros países”, resalta Selva.

Picnic de Palabras Argentina fue distinguida este año con el Premio Pregonero Especial que otorga la Fundación El Libro durante la Feria del Libro Infantil y Juvenil.

“Hace cinco años llegamos a esta misma plaza con la idea de poder acercar historias a los chicos que pasaran por ahí. Esa ilusión no solo se concretó, sino que la superamos. Leer una vez al mes se volvió una sana costumbre que disfrutamos desde principio a fin”, destaca el equipo de voluntarios de Picnic.

“Lo importante es que durante todos estos años el proyecto se amplió”, dice Bianchi. Esto ocurrió a nivel global, ya que Picnic de Palabras ahora también se realiza en Ecuador, Chile, Venezuela, Uruguay, Perú, Brasil. También hubo experiencias en Estados Unidos e Italia. Dentro de Argentina también se extendió: aparte del grupo que trabaja en la Ciudad, hay sedes con voluntarios en Nicanor Otamendi, San Luis capital, Florida Este y Río Grande Tierra del Fuego. También se implementó en otras localidades de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Formosa, pero por distintas razones se discontinuaron.

El próximo Picnic se realizará el domingo 6 de enero en Plaza Martín Fierro, contando con la presencia de  Suniyai Moreno, autora del libro “La hermana menor”.