Piden atención especializada y prioritaria para los adultos mayores en las sedes comunales de la Ciudad

El proyecto del legislador porteño Diego García Vilas (Vamos Juntos) obtuvo dictamen favorable en la Comisión de Políticas de Promoción Social de la Legislatura porteña.

La Ciudad contará con atención especializada y prioritaria a los adultos mayores en cada una de sus sedes comunales, de aprobarse el proyecto de Ley presentado por el legislador porteño Diego García Vilas (Vamos Juntos), que obtuvo dictamen este miércoles en la Comisión de Políticas de Promoción Social de la Legislatura local.

El objetivo de la iniciativa es brindar orientación y asistencia a los casi 650.000 porteños de la Tercera Edad -un 20% de la población actual- en un espacio cercano a sus residencias, con el fin de promover pleno ejercicio de sus derechos y garantizar igualdad de oportunidades.

Actualmente, las inquietudes vinculadas a este sector (referidas a programas, beneficios, trámites, centros sociales, esparcimiento, previsión social, etc. ) deben realizarse en las dependencias ubicadas en distintos puntos de la Ciudad. Esta situación es particularmente perjudicial para a los adultos mayores, que muchas veces ven reducida su movilidad, padecen problemas de salud, o encuentran dificultades en la accesibilidad y asistencia.

Por este motivo se propone la capacitación de personal especializado, que pueda brindar orientación en el ámbito de las sedes comunales, donde actualmente se realizan diversos trámites, acortando las distancias y facilitando gestiones a los vecinos.

Con este proyecto, cualquier persona mayor a 60 años podrá encontrar de manera rápida y cercana la información y asistencia técnica necesaria para acceder a los diversos servicios que ofrece el gobierno, de manera descentralizada en el territorio de la Ciudad.

Además de orientación sobre gestiones administrativas, se propone ofrecer orientación integral sobre distintos temas que puedan afectar a los adultos mayores. Por ejemplo, canalizando posibles situaciones de vulneración de derechos, a través de la articulación con los correspondientes organismos locales.

También, se buscará fortalecer redes familiares, sociales e institucionales, y garantizar la asistencia social para quienes requieran de protección especial por parte de las instituciones públicas y privadas. Otro objetivo es la creación de espacios de expresión y programas especiales de educación y becas de capacitación para el trabajo, entre otras cuestiones.

De acuerdo a un informe de la ONU, se estima que para el 2025 uno de cada cuatro habitantes será mayor de 65 años. Buenos Aires, según la Dirección de Censos y Estadísticas de la Ciudad, tiene una población envejecida: en el año 2015, el 16% de los porteños tenía 65 años o más, un porcentaje similar a los menores de 15 años , que representaban el 19,1%. En consecuencia, se registran 84 adultos mayores cada 100 niños y adolescentes.