Piden elevar a juicio el caso del robo a una joyería de la calle Libertad y posterior tiroteo frente a Tribunales

La fiscal Cinthia Oberlander busca condenar a los imputados por los delitos de robo agravado por el uso de armas de fuego y tentativa de homicidio, entre otros delitos.

La fiscal Cinthia Oberlander, interinamente a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°19, solicitó la elevación a juicio de la investigación seguida contra dos hombres, imputados de robar una joyería en la calle Libertad y por herir a dos transeúntes, cuando procuraban escapar de la policía, en la esquina del Palacio de Tribunales, el pasado 6 de febrero.

Aquel día, alrededor de las 14 horas, los dos imputados, junto a un tercer hombre que aún no pudo ser identificado, llegaron en una camioneta Ford Ecosport –que poseía colocadas las chapas patentes de otro vehículo y que había sido sustraída el 24 de diciembre de 2017, en el partido bonaerense de Tres de Febrero- hasta una joyería ubicada en la calle Libertad al 300, a metros de la Avenida Corrientes.

Uno de los imputados se quedó montando guardia próximo a la camioneta, mientras que sus otros dos cómplices ingresaron al local comercial armados con armas de fuego y usando sombreros tipo “cowboy”. Tras golpear al hermano de la propietaria –lo que le provocó una herida sangrante en su cabeza- y reducir a ésta y a un empleado, se apoderaron de distintas joyas que estaban en exhibición en una vidriera, tres o cuatro paños con anillos de oro y $13.000 que eran del empleado del negocio.

La secuencia fue advertida por un efectivo policial de la Comisaría 3ª, que llegó al lugar alertado por un comerciante de la zona. Tras darles la voz de alto, el imputado que actuaba de “campana” les avisó a sus cómplices la presencia del policía, quienes salieron del comercio con el botín y abrieron fuego contra el agente –quien repelió la agresión- para subirse a la camioneta y emprender la fuga.

Los delincuentes circularon a alta velocidad por Libertad, cruzaron la Avenida Corrientes y doblaron bruscamente en Lavalle, lo que llamó la atención de dos agentes de la División Seguridad Vial de la Policía de la Ciudad, quienes es hicieron señas para que se detuvieran, sin éxito, por lo cual comenzaron a seguirlos en sus motos, con las sirenas encendidas.

Tras doblar en Talcahuano, los ladrones quedaron bloqueados por el tránsito, por lo que descendieron de la camioneta y prosiguieron la fuga a pie hacia la Avenida Corrientes, al tiempo que disparaban contra la policía. Producto de la balacera, dos transeúntes resultaron heridos en sus piernas. Según consignó la fiscalía en su requerimiento, los proyectiles “fueron disparados por los imputados y no por los policías que entonces los perseguían porque, más allá de que los preventores aseguraron no haber disparado ni un solo proyectil en ese momento, es claro, por la ubicación en que se encontraban las víctimas, que los disparos que recibieron debieron ser necesariamente efectuados en dirección a Lavalle. O sea, estaban en la línea de fuego de los imputados, no de los policías, que al momento de la balacera les daban la espalda”. Además, en el caso de una de las víctimas “se suma una prueba irrebatible: el proyectil deformado que se le extrajo de su pierna, fu disparado, según la pericia balística correspondiente, por la pistola Glock” secuestrada en poder del imputado que fuera detenido en la calle Paraná.

La huida continuó por Corrientes, para luego doblar en dirección contraria al tránsito de la calle Uruguay, con la intención de perderse entre el gentío de la zona. Dos de los imputados fueron perdidos de vista, mientras que el que había actuado de chofer y guardia era perseguido por la Avenida Corrientes. Al llegar a la intersección con la calle Paraná, el hombre disparó nuevamente contra los agentes. Se cruzó frente a una camioneta Peugeot Partner, apuntó con el arma a su conductor y le sustrajo la misma, con la intención de huir por la calle Paraná, aunque ello se vio trunco al chocar contra unos contenedores de basura, a los pocos metros de la Avenida Corrientes. Tras ello se lo detuvo e incautó una pistola Glock 17 –con la que hirió a uno de los transeúntes en la calle Talcahuano- y una Bersa Thunder, ambas calibre 9x19mm.

Por su parte, uno de los hombres que entró a la joyería –junto al que aún permanece prófugo- aprovechó el caos e ingresó al edificio de la Procuración General del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, ubicada en la calle Uruguay al 400. Subió hasta el cuarto piso, se cambió de ropa y dejó abandonados en el lugar un pantalón ensangrentado, un cuchillo y dos cargadores de pistola, para perderse en la multitud.

Las averiguaciones realizadas por la División Investigación del Robo Organizado de la Policía de la Ciudad, en base al análisis de las imágenes captadas por distintas imágenes de las cámaras de seguridad de la zona y su cotejo con las fotografías subidas al perfil de Facebook del hombre que fue detenido en la calle Paraná, permitieron individualizar a uno de los prófugos.

Éste había participado también junto al primer detenido, en el robo a una pinturería, en enero de 2018, que era investigado por el Juzgado de Garantías N°4 de Morón, y en cuyo marco se ordenó un allanamiento en el que se detuvo al imputado, dos días después de que participara en el robo a la joyería.

Al momento de su indagatoria, los imputados hicieron uso de su derecho constitucional a negarse a declarar, tras lo cual el titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°10, Fernando Caunedo, dispuso su procesamiento.

Ahora, en base a las pruebas y testimonios colectados durante la investigación, la fiscal Oberlander solicitó que los dos imputados fueran sometidos a juicio como coautores de los delitos de robo agravado por el uso de armas de fuego, homicidio en grado de tentativa agravado por el uso de un arma de fuego (dos hechos) y encubrimiento por receptación -en relación al origen de la camioneta Ford Ecosport que utilizaron para el robo-. Además, ambos deberán responder por portación ilegítima de armas de guerra y uno de ellos también lo hará por robo agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa, en perjuicio del conductor de la camioneta utilitaria Peugeot Partner, informó el portal del Ministerio Público Fiscal.

Obtenga actualizaciones en tiempo real en su dispositivo, suscríbase ahora.

error: