Piden que los CPI dependan del Ministerio de Educación e Innovación

En la actualidad son parte de la estructura de Desarrollo Humano y Hábitat.

El grupo de familiares y docentes Vacantes Para Tod@S En Las Escuelas Públicas pide al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que los Centros de Primera Infancia (CPI) pasen de la órbita del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat al de Educación e Innovación.

“Los CPI proliferan en la Ciudad de Buenos Aires. En 2007 eran poco más de veinte y ahora superan los 70 centros. Desde hace años denunciamos que no son escuelas, pertenecen al Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad de Buenos Aires por lo tanto cumplen con una función meramente asistencialista. Cuidan y alimentan pero no necesariamente deben tener docentes a cargo de los grupos, e incluso el personal que sí lo es, no se rige por Estatuto del Docente por lo tanto, no tienen ni los mismos derechos ni las mismas obligaciones que el personal contratado en las Escuelas Infantiles”, alerta el grupo en un comunicado.

“Las contrataciones son terciarizadas, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires realiza convenios con clubes, ONG, iglesias, subsidia estos espacios de cuidado y los publicita como “espacios educativos” cuando no lo son. Esta política de precarización de la educación de la primera infancia se vincula estrechamente con el proyecto de cierre de los 29 Institutos de Formación docente. El Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires a cargo de Soledad Acuña pretende eliminar la formación profesional docente y reemplazar a la docencia por voluntarios/as, emprendedores/as o “líderes educativos” con ofertas salariales que son limosnas”, añadieron.

“El recorrido escolar diferenciado para niños y niñas de mayores o menores recursos marca el rumbo del resto de la escolaridad. Quienes hacen sus primeros años en estas guarderías no tienen garantizada la vacante en un Jardín de Infantes ni luego en las Escuelas Primarias. En los barrios con población de mayor vulnerabilidad y menores recursos en vez de abrir escuelas y garantizar la educación formal para igualar oportunidades se abren estos espacios como guetos, exclusivos para población marginal *en vez de crear condiciones de convivencia, inclusión, respeto e igualdad, discriminan, sectorizan, excluyen y expulsan. Exigimos urgente traspaso de los Centros de Primera Infancia al Ministerio de Educación. Sin pérdida de puestos de trabajo, ni reducción horaria de funcionamiento ni pérdida de matrícula. Basta de precarizar trabajadores y trabajadoras”, concluyeron.

Según fuentes del Desarrollo Humano y Hábitat, los 72 CPI tienen como misión principal garantizar el crecimiento y desarrollo saludable de los niños y niñas de 45 días a 3 años de edad en situación de vulnerabilidad social. Asisten cerca de 10.000 niños y niñas de toda la Ciudad.

Estos son algunos de los servicios de los CPI: Atención alimentaria y nutricional: desayuno, almuerzo y merienda para los niños y niñas que asisten diariamente a los Centros, garantizándoles una alimentación adecuada y saludable como requisito indispensable para su desarrollo integral; Actividades de prevención y promoción en materia de salud, a través de talleres y capacitaciones con niños/as y sus familias; Estimulación temprana y formación a través de juegos, ejercicios físicos y actividades realizadas lúdicamente, buscando de esta forma favorecer el desarrollo de las capacidades y habilidades psicofísicas, cognitivas, comunicativas y sociales de los niños/as.

Obtenga actualizaciones en tiempo real en su dispositivo, suscríbase ahora.

error: