Piden seguros para deudores de créditos hipotecarios UVA

El legislador porteño Sergio Abrevaya, impulsor de un proyecto parlamentario, sostiene la suba de las cuotas respecto de los ingresos familiares compromete la “estabilidad financiera y el pago de estos créditos”.

El legislador porteño Sergio Abrevaya (GEN) presentó un proyecto de ley para que el Banco Ciudad ofrezca un programa de seguros para vivienda única orientado a deudores de créditos hipotecarios UVA.

Este programa servirá para “subsidiar parte del ajuste de capital de los créditos hipotecarios otorgados y a otorgarse por el Banco Ciudad que se ajusten por la unidad de valor adquisitivo (UVA) destinados a vivienda única (de hasta 250 metros cuadrados, familiar y de ocupación permanente) siempre que el diferencial entre el aumento en los salarios y el ajuste en la unidad de valor adquisitivo (UVA) supere el 5% anual”.

“El total a bonificarse bajo el presente régimen será equivalente a la diferencia entre el aumento anual promedio en los salarios registrados según las estadísticas publicadas por el INDEC y el aumento anual de la unidad de valor adquisitivo (UVA) siempre que esta diferencia supere el 5% anual. Se bonificará el total del capital adeudado ajustado equivalente al diferencial. La bonificación se realizará a cuenta de las ganancias del Banco Ciudad el que podrá contabilizarlo como pago a cuenta de futuras transferencias al Tesoro de la Ciudad”, precisa la iniciativa del legislador.

A la hora de defender este proyecto, Abrevaya sostiene que la inflación supera el 40% anual y que esto complica la situación de quienes pidieron créditos UVA. “Un desfasaje entre precios y salarios superiores al 20% y como tal  significa para quienes tienen créditos UVA un aumento muy significativo en el valor de las cuotas en el total de los ingresos familiares;  comprometiendo su estabilidad financiera y el pago de estos créditos. La situación actual además atenta contra la herramienta UVA a futuro ya que desalienta a muchas familias a tomar un crédito de este tipo para evitar situaciones de zozobra a pesar de tratarse de los únicos créditos disponibles”, expuso.

“En una situación como la actual entendemos además, que debe aplicarse el concepto del “esfuerzo compartido” (recordar los argumentos jurídicos vinculados a esto cuando fue la pesificación asimétrica en el 2002). No es posible abandonar a su suerte a las miles de familias con créditos UVA. Además, el proyecto no significa un subsidio permanente sino un subsidio puntual en un contexto de fuerte desequilibrio entre los salarios y los precios”, concluyó el legislador.

En tanto, desde el Programa de Atención a Inquilinos de la Defensoría del Pueblo se hizo el primer relevamiento integral del mercado de alquileres y se concluyó que los precios actuales son “los más altos de la historia”.

Se trata de un estudio que abarca todos los aspectos centrales que hacen a la locación de viviendas con fines habitacionales. El informe fue realizado entre el 13 y el 29 de agosto de este año a partir de la recopilación de datos provistos por el portal de búsqueda de inmuebles Argenprop. El universo estudiado se corresponde con las unidades de 1, 2 y 3 ambientes ubicadas en los diez barrios con mayor oferta de departamentos en alquiler.

El informe comienza con una caracterización de la oferta de departamentos en alquiler según su ubicación geográfica, su tamaño y su antigüedad. Luego se analiza el precio promedio de alquiler y expensas, haciendo un desglose por barrio y finalmente, se analizan los requisitos que deben cumplir los inquilinos para acceder al mercado formal de viviendas. Alquiler y expensas Uno de los resultados más relevantes es que el m² en alquiler alcanza los $282. Esto implica que un monoambiente tiene un valor promedio de $9.500, un departamento de dos ambientes se alquila en $12.000, mientras que las unidades de tres ambientes alcanzan los $17.200.

Estos datos son especialmente importantes en una Ciudad en donde sus habitantes tienen un ingreso promedio de $18.400, según las últimas mediciones publicadas por la Dirección de Estadísticas y Censos del GCBA. Estos son los valores iniciales de un contrato de locación celebrado en agosto de 2018. Sin embargo, al tener una duración legal mínima de 24 meses, los contratos incluyen una cláusula de actualización. Del total de anuncios relevados, el 77% establecen que los aumentos se realizan semestralmente y solo el 23% lo hacen anualmente. Quienes aumentan semestralmente lo hacen, en promedio, un 14,3% y quienes aumentan anualmente lo hacen, en promedio, un 30,68%.