Pity Álvarez se entregó y confesó el crimen

El músico tenía pedido de captura por ser el presunto autor de un brutal homicidio en Villa Lugano. “Era él o yo”, dijo.

Cristian Gabriel Álvarez Congui, conocido popularmente como Pity Álvarez, es el confeso autor material de la muerte de Cristian Diaz, de 36 años.

El líder de Viejas Locas disparó cinco veces y cuatro de esas balas impactaron en su víctima, que murió en el acto: tres tiros le dieron en la cara y uno en el cuerpo.

Gisela, exmujer del hombre asesinado, quien además era padre de una chica de 16 años que lo encontró muerto en el lugar, negó que Pity y Diaz fueran amigos: “Se conocían porque vivían cerca nada más. A veces charlaban, pero no eran amigos. Yo me lo cruzaba a Pity cuando venía a dejar a mi hija con su papá”, relató, en diálogo con la prensa.

Después del hecho, Álvarez escapó en au auto por la autopista Dellepiane y fue a un conocido boliche de Ramos Mejía. De allí siguió en otro vehículo, porque el suyo fue encontrado estacionado, bloqueando el acceso a un garaje.

Tras permanecer prófugo durante un día, Pity se entregó en la Comisaría 52 esta madrugada y dio a entender que mató en defensa propia.

Ante la prensa dijo ser “inocente”, pero luego confesó el crimen: “Yo lo maté. Era él o yo, creo que cualquier animal hubiera hecho lo mismo”, sostuvo. Agregó que su víctima “era un pibe que choreaba”.

La novia del cantante, Agustina, quien estaba con él cuando comenzó la discusión que terminó en tragedia, había declarado ayer por la tarde que fue el músico quien disparó y mató a Díaz.

Diez horas después del homicidio, el cantante fue hasta la casa de ella. Agustina y su padrastro intentaron convencer a Pity de que se entregara.

La causa, que investiga el Homicidio agravado por uso de arma de fuego- tramita en el Juzgado de Instrucción Criminal y Correccional N° 4, a cargo del juez porteño Martín Yadarola.

Las primeras horas

Este jueves a primera hora personal de la comisaría Vecinal 8A de la Policía de la Ciudad fue desplazado por una denuncia al 911 a la 1:50 a la intersección de las avenidas Dellepiane Sur y Escalada por una persona con herida de arma de fuego.

Ya en el lugar, entre la torre 11 y 12 del Barrio Samoré, se halló a un hombre tirado en el piso, con abundante sangre en el rostro y sin vida.

Los oficiales de la Policía de la Ciudad lograron dar con un testigo presencial quien indicó que, minutos antes, el cantante Pity Alvarez discutió con un amigo, éste le arrojó un cabezazo tras lo cual el músico le propinó cuatro tiros para luego darse a la fuga hacia la colectora Dellepiane y la avenida Escalada.

Al rastrillar el lugar, un oficial encontró dentro de una alcantarilla una pistola calibre 6.35 mm. con 5 vainas servidas. El arma fue peritada, la misma no se encontraba registrada y no tiene la numeración limada.

Se realizaron las pericias pertinentes, el levantamiento de rastros en el lugar dio negativo. El cuerpo fue trasladado a la Morgue Judicial con tres impactos de bala en el rostro y uno en el tórax a la altura del pecho.

Otras testigos acreditaron lo sucedido: “Pity sacó el arma y efectuó cuatro disparos, tres en la cara y uno en el pecho”; “Luego salió corriendo y subió a un auto, hizo unos metros, se detuvo, abrió una alcantarilla, tiró el arma. Se encontraba acompañado por una mujer”, dejaron saber al juez y a los medios de prensa.