Plaza Casa Cuna: una obra abandonada que figura dos veces en el presupuesto porteño

Según el sitio BA Obras está en ejecución, pero no hay cartel, operarios ni maquinarias y sí escombros y gente en situación de calle. La plataforma BA Elige también anuncia obras por $9.565.616.

Según el sitio BA Obras está en ejecución, pero no hay cartel, operarios ni maquinarias y sí escombros y gente en situación de calle. La plataforma BA Elige también anuncia obras por $9.565.616.

Por Juan Manuel Castro

Escombros, alambres oxidados, vidrios tirados en los juegos para niños. La Plaza Casa Cuna, ubicada frente al Hospital Pedro de Elizalde (Enrique Finochietto y la avenida Montes de Oca), muestra un evidente estado de abandono. Esto ocurre pese a que su puesta en valor figura dos veces en el presupuesto porteño: una a cargo del Ministerio de Ambiente y Espacio Público y otra como proyecto ganador de la plataforma de Participación Ciudadana BA Elige por $9.565.616.

En la página oficial BA Obras se asegura que los trabajos en la plaza a cargo del Ministerio de Ambiente y Espacio Público están “en ejecución”. No se calcula un porcentaje, tal como ocurre con otras labores.

Sin embargo, Pura Ciudad recorrió el espacio público y comprobó que no hay obreros, operarios, maquinarias ni otro mobiliario que refiera a un trabajo en pleno desarrollo. Sobre las rejas que dan a la calle Hornos hay algunas lonas impresas del Gobierno porteño que dicen “Próximamente vas a disfrutar más de este espacio”. No hay un cartel reglamentario con el nombre de la firma responsable, presupuesto oficial y plazos.

Sobre el bajo de la autopista Frondizi hay escombros y alambres. En esta zona el Gobierno porteño había proyectado a comienzos de 2016 una terminal de ómnibus. Para ello en el otoño contrató a la empresa Construmex SA para demoler canchas de básquet y fútbol que eran usadas por la comunidad. Los vecinos e instituciones locales, entre ellas el Club Social y Deportivo Martina Céspedes, se movilizaron e interpusieron un recurso de amparo (Expediente A3775-2016/0).

En noviembre de 2016 hubo una audiencia convocada por el Ministerio Público Fiscal a la que asistieron la jueza Romina Tesone, interviniente en el amparo, representantes legales del GCBA, funcionarios del Ministerio de Ambiente y Espacio Público y de la secretaría de Transporte porteña. Asistieron también los amparistas. Allí se acordó que Ciudad debía reponer los árboles extraídos y debía volver a construir las canchas deportivas. Esta y otras acciones de los vecinos fueron divulgadas por la cuenta en Facebook llamada “No a la destrucción de la Plaza Casa Cuna”.

Raúl Carricart, integrante de la comisión directiva del Club Social y Deportivo Martina Céspedes, que hacían actividades en la plaza, contó a este medio: “Había tres canchas, las pintamos, pusimos luz y ahí rompieron todo para la terminal de ómnibus. El Gobierno desistió de la obra y como castigo dejaron los escombros incumpliendo la resolución judicial. Tenían que poner el espacio como estaba antes y ahora solo hay escombros”.

Carricart dice que ahora el club hace actividad tres días a la semana en el predio de las avenidas San Juan y Paseo Colón. De todos modos, impulsarán un pedido en la Legislatura porteña para poder utilizar un predio público a título precario. Es un permiso que suelen usar muchos clubes de barrio, sobre todo en los bajo autopista.

Los planos de la obra que se debería ejecutar en la Plaza muestran la zona del bajo autopista como una zona verde, sin estacionamientos como se pretendía en un principio. También sugiere mejoras en la rotonda sur. Hoy es un espacio cementado con algunos bancos de concreto donde suelen dormir personas en situación de calle.

Carricart evoca que cuando empezaron las demoliciones la zona era “un campamento” lleno de gente sin techo. Este medio al momento de recorrer la plaza charló con tres jóvenes que duermen entre los escombros en el bajo autopista. Dijeron que están allí desde mediados del año pasado y que nunca fueron echados por la policía o agentes del Gobierno.

La Ciudad tiene presupuesto por partida doble para las obras en Casa Cuna, según se desprende de documentos oficiales. El Gobierno porteño el año pasado desarrolló la plataforma de participación ciudadana BA Elige. Se votaron proyectos elaborados por usuarios y vecinos y ganaron los más votados. En la Comuna 4, con 229 votos, una de las iniciativas ganadoras fue la puesta en valor de la Plaza Casa Cuna por un monto de $9.565.616.

El texto del usuario autor de la propuesta, gracielalaurora, expone: “Arreglar la plaza frente al hospital casa cuna en barracas que se encuentra en condiciones deplorables , para que los chicos que van al hospital o de la zona puedan tener un lugar donde realizar actividades al aire libre, colocarle juegos en condiciones entre otras cosas en beneficio de los chicos”.

Captura BA Elige

En los comentarios se pueden leer varias críticas al estado del lugar. “Rompieron lo poco q había y ya es un baldío con problemas de seguridad, asentamientos, cortaron la vía de tránsito para el peatón quedo cortada y la paradoja es que esta frente al hospital casa cuna donde concurren tantos niños y familias. De no creer que aun este en estas condiciones”, refería uno de ellos.

Los vecinos de Barracas y Constitución lucharon años para levantar la Plaza Casa Cuna. A fines de los años 80 era un baldío. Hubo reiterados pedidos a la entonces municipalidad para fundar un espacio verde con mobiliario y accesibilidad. Entre 2016 y 2017 el asunto de la terminal de ómnibus volvió a movilizar a la comunidad como antaño. “Ahora volvió la apatía, pero lo concreto es que las obras no están. Está todo demolido en la plaza. Ojalá el espacio quede apto para el uso de la comunidad”, concluye Carricart.