Productores realizaron una intervención agroecológica frente a Casa Rosada: piden una ley de acceso a la tierra

Es una acción a cargo de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), que incluye la donación de 5.000 plantines. “Si la Plaza de Mayo fuera una colonia agroecológica (dos hectáreas) se podrían producir verduras para 250 familias”, destacaron.

Este jueves al mediodía, integrantes de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) realizaban una intervención agroecológica en la Plaza de Mayo (Comuna 1) con la intención de dar visibilidad a un proyecto de ley de acceso a la tierra, el cual piden que sea atendido por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, a quien le escribieron una Carta Abierta.

Desde sus redes sociales, la UTT indica que esta acción es “para visibilizar la situación del campesinado y los pequeños productores en todo el país en relación al acceso a la tierra”: “Con esta intervención, que incluye la donación de 5.000 plantines, presentarán nuevamente al Congreso de la Nación el proyecto de Ley de Acceso a la Tierra y le harán llegar la propuesta al presidente Alberto Fernández”.

“El objetivo del proyecto de ley es crear un Procrear Rural para que los pequeños productores puedan acceder a una vivienda digna y a una parcela donde producir alimentos”, dicen integrantes de la Unión de Trabajadores de la Tierra.

“Con un 35% de lo que Macri le prestó sólo en un mes a Vicentín, el Estado Argentino puede generar un fondo de crédito para dar tierras para producir y vivienda digna a 1.000 familias por mes”, afirmó Zulma Molloja, vocera de la UTT”.

Según cálculos de la organización, si la Plaza de Mayo fuera una colonia agroecológica (dos hectáreas) se podrían producir verduras para 250 familias: “De esta forma, buscan demostrar que con el acceso a la tierra para las y los productores de alimentos se solucionarían muchos de los problemas que hoy acarrea la industria agroalimentaria: hiperconcentración, especulación de precios, contaminación y trabajo informal o esclavo”.

“La Ley será presentada por tercera vez en esta ocasión. Previamente, fue presentada en 2016, pero al perder estado parlamentario, volvió a presentarse en 2018. En aquel entonces fue firmada por decenas de legisladores, entre ellos muchos funcionarios del actual gobierno como el ministro de Agricultura, Luis Basterra; de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; el canciller Felipe Solá; el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; y la presidenta del INADI, Victoria Donda Pérez. Entre quienes acompañaron la iniciativa, también se encuentran Luis Contigiani, por el socialismo de Santa Fe, Graciela Ocaña, por el macrismo bonaerense, y los diputados del Frente de Todos, Leonardo Grosso y Cecilia Moreau por Buenos Aires, María Cristina Britez (Misiones) y Gabriela Estevez (Córdoba). El actual presidente de la comisión de Agricultura y Ganadería del Congreso, José A. Ruiz Aragón, también firmó el proyecto de ley. Ahora volverán a presentar la propuesta legislativa ante el Congreso de la Nación para su tratamiento”, analiza la UTT.

“Al mismo tiempo, otra política que la organización está impulsando y trabajando en conjunto con gobiernos locales y diversos ministerios, pero que necesita masificarse, es la creación de colonias agrícolas en tierras fiscales. La implementación de una política masiva de colonias agrícolas en todo el país permitiría contribuir a poner fin a la enorme desigualdad en el acceso a la tierra para las y los trabajadores campesinos. En Argentina, sólo el 13% de la tierra está en manos de pequeños productores que producen más del 60% de alimentos que circulan en el mercado interno, mientras que el 1% de las empresas agrarias controlan el 36% de la tierra cultivada en nuestro país. Las Colonias Agroecológicas permitirán a las familias campesinas acceder a tierra suficiente para producir y proveer alimentos sanos y a precios justos para millones de personas”, concluyen.

La UTT es, según sus integrantes, una “organización nacional de familias pequeño productoras y campesinas: “Nos organizamos, trabajamos y luchamos diariamente por construir otra realidad”.

En la Ciudad de Buenos Aires cuentan con varios mercados o nodos, donde distribuyen los alimentos producidos. En este enlace se pueden consultar dónde están ubicados.

“Somos miles y miles de familias que desde los grupos de base (unidad primaria de nuestra forma organizativa) y de manera democrática, construimos nuestras líneas de trabajo para transformar este modelo. Los VERDURAZO son la forma en la que exponemos nuestra realidad ante la sociedad. Desde nuestro trabajo, desde el fruto de nuestras manos cayosas, que es ni más ni menos que los alimentos, contamos que no somos dueños de la tierra en la que vivimos y trabajamos y por eso presentamos un proyecto de Ley de Acceso a la Tierra, para que por créditos blandos podamos comprar la tierra propia de la misma manera que mensualmente se paga el alquiler. Somos esclavos de un modelo de agrotóxicos y por eso vamos aumentando cada día las hectáreas en producción Agroecológica, sana para la tierra, para quien produce, para quien consume, y libre de trabajo explotado y de las multinacionales”.

“Todos somos víctimas de un sistema irracional de comercialización en que pierde quien produce y quien consume, habiendo un promedio de un 400% de diferencia entre lo que vos pagas y lo que recibimos nosotros. Por eso construimos canales directos, locales como la venta de bolsones de verdura, los Almacenes de Ramos Generales, las ferias y los feriazos masivos, para que todos podamos acceder a alimento a precios justos, y nosotros también podamos venderlo a precio justo. Somos quien produce alimentos para vos, para tu familia, para el pueblo. Somos quienes hacemos los Verdurazos que ves por la tele. Somos la verdura que comiste ayer en tu cena, somos campesinos en cada una de las 15 provincias en las que estamos, somos quienes recibimos gases, balas y palos el 15 de febrero por llevar alimentos a precios populares. Somos Teresa, la abuela que buscaba la berenjena al pie de la infantería. Somos todo eso. Proponemos soberanía alimentaria. Elegimos acceso a la tierra. Proponemos comercio justo, elegimos construir y luchar firme, incansable y dignamente por un mundo mejor. Para todos”.

Carta abierta al presidente

Hola, Alberto. ¿Cómo estás? Esperamos que bien en medio de jornadas tan complejas. Nos permitimos escribirte esta carta para tratar de comunicarnos con vos.

Aunque quizás no nos tengas presentes, ya nos conocés. Somos quienes produjimos las verduras que comiste hoy; somos la cooperativa láctea del pueblo que provee de leche a fábricas y grandes empresas; somos los granjeros y granjeras que abastecemos localmente de huevos y carne; las cooperativas de pequeños productores de frutas, somos familias crianceras y arrieras del monte y la cordillera que producimos cabras, ovejas y llamas, somos pequeñas agroindustrias alimentarias de los pueblos de la Argentina Profunda (algunos le llaman Interior); también somos cooperativas de granos que exportamos. Somos quienes sostenemos el arraigo y el trabajo en el campo profundo o en los cordones hortícolas periurbanos.

Somos cientos de miles de campesinos/as, pequeños y medianos productores/as, trabajadores/as de la tierra a lo largo y ancho de nuestro país… somos #ElCampoQueAlimenta.

Ya nos conocés…también nos viste tantas veces como un actor social en los verdurazos acercando alimento al pueblo en los momentos más difíciles, y viste como nos reprimieron. Nos cruzamos algunas veces en la mesa del Plan #ArgentinaContraElHambre.

Ya nos conocés… pero necesitamos que nos escuches, necesitamos contarte nuestra realidad, nuestros sufrimientos y, sobre todo, necesitamos presentarte nuestras propuestas. El pueblo necesita que escuches nuestras propuestas para garantizar la #SoberaníaAlimentaria.
Nuestra realidad es acuciante. Somos quienes producimos los alimentos, pero no tenemos acceso a créditos; somos quienes habitamos el campo, pero no somos los dueños de la tierra ni tenemos planes de vivienda que nos contengan; somos quienes producimos y garantizamos el mercado interno y local, pero no hay políticas activas para nuestro sector; somos parte de quienes producen granos para exportación, pero no nos convocan a una mesa para discutir.

Noticias relacionadas

Alberto… durante mucho tiempo se ha instalado la idea de que hay un solo campo: “el campo”, ese de la Sociedad Rural, la vacas con cucardas, la siembra directa y las grandes estancias. Ese que representa la Mesa de Enlace.

Pero NO, Alberto, no hay un solo campo. También estamos nosotros y nosotras. Nosotros/as que realmente producimos alimentos. Nosotros/as que entendemos que la alimentación es un derecho y no una mercancía, y nos hacemos cargo del rol social que cumplimos en la cadena.

Nosotros/as que entendemos que debe haber políticas redistributivas, y por eso apoyamos las retenciones de manera segmentada. Nosotros/as que entendemos que el Estado debe intervenir activamente en las políticas agrarias, y por eso apoyamos la intervención a Vicentín.

Alberto…necesitamos que nos escuches. Que escuches que la #Agroecología es una realidad y necesidad imperiosa para una producción sustentable, y conozcas las miles de hectáreas que producimos de esta manera.
Necesitamos poder contarte que es mentira que solo con el paquete tecnológico del agronegocio puede producirse a gran escala. Necesitamos expresarte que no es real una dicotomía entre producción-sustentabilidad.

Necesitamos contarte que bajo el modelo actual es IMPOSIBLE lograr la Soberanía Alimentaria, si dependemos de las grandes multinacionales del agro para comer todos los días.

Necesitamos contarte nuestras luchas por el acceso a la tierra, mostrarte nuestras #ColoniasAgrícolas, que no son una idea sino experiencias reales exitosas.

Somos muchas y muchos, Alberto…produciendo y trabajando diariamente por garantizar alimentos sanos a precio justo para el pueblo. SABEMOS CÓMO HACERLO PORQUE LO HACEMOS TODOS LOS DÍAS.

Creemos en la solidaridad, en construir un mundo más justo, que un modelo agrario soberano y popular es posible. En ello va nuestra vida. Y seguirá yendo en eso, en garantizar el alimento, el trabajo en los pueblos, la equidad en el trabajo, en desarrollar producción sustentable. 

Alberto…no te decimos que no te reúnas con los poderosos del agro, pero te pedimos que también nos escuches a nosotros y nosotras. Te mandamos un abrazo”. ´

La misiva está firmada por el Frente Nacional Campesino, Movimiento Nacional Campesino Indígena, Federación de Cooperativas Federadas Ltda y Unión de Trabajadores de la Tierra.