Polemica por la quita del pan del menú escolar

Mientras la administración porteña sostiene que se busca “fomentar hábitos saludables y una alimentación equilibrada”, docentes y padres de cooperadoras dicen que se trata de un recorte.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires eliminó las paneras del menú escolar. También quitó el salchichón con jamón, la salchicha, el medallón de pollo y el alfajor. A cambio, cada estudiante recibirá una fruta más en la semana. Fuentes oficiales dicen que es para promover hábitos saludables. Sin embargo, las familias de los niños y niñas disienten y dicen que las autoridades “quitan y no reemplazan la comida”.

Actualmente, el Ministerio de Educación porteño asegura que brinda más de 220.000 desayunos a diario y más de 115.000 raciones de comida en el almuerzo a través del sistema de becas.

 

“Las escuelas actualizaron su menú. Ofrecen más frutas, mayor cantidad de verduras y mayor variedad de carnes en las mesas de los comedores. Se incorporaron hidratos de carbono de mejor calidad y fruta todos los días. También, se agregaron nuevos platos con tortilla de verdura, ensaladas frescas, carne de cerdo y más legumbres. Se eliminó el salchichón con jamón, la salchicha, el medallón de pollo y el alfajor; en el menú de jardín se eliminó la carne picada. La panera se quitó de la mesa y en su reemplazo los chicos que almuerzan reciben una fruta más en la semana”, sintetizó Ciudad sobre esta medida.

“El nuevo menú, que se brinda desde el lunes 16 de abril, fue elaborado por un equipo de nutricionistas, bromatólogas y un chef que diseñó y repensó cada uno de los platos. Los profesionales tuvieron en cuenta la realidad nutricional de la población infantil, buscando incorporar mayor variedad de alimentos para fomentar hábitos saludables y una alimentación equilibrada”, añaden.

Entre docentes, padres y otros miembros de la comunidad educativa esto se vive como un ajuste encubierto. Aducen que lo que se quita no se reemplaza en forma equitativa. “Larreta quitó el pan de los comedores escolares”, sintetizaron al respecto.

Se volvió viral una foto que muestra un anuncio hecho por autoridades escolares en una cartulina. “A partir del día de hoy, los niños y niñas no comerán pan en el almuerzo. El Gobierno de la Ciudad y la ministra de Educación dicen que hay obesidad infantil”. En rojo, hay una respuesta anónima: “Quitan, no reemplazan. Defendamos la comida de nuestros niños y niñas”.

La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE – CTERA) expresó: “El GCBA publicita el retiro del pan de los comedores escolares mientras incumple las Pautas de Alimentación Saludable. Sacar el pan de la mesa de la mesa sin un reemplazo saludable es un simple recorte y no un mejoramiento de la calidad alimentaria”.

Obtenga actualizaciones en tiempo real en su dispositivo, suscríbase ahora.

error: