Por subsidios y el cambio del dólar, Ciudad amplía el presupuesto 2018

Se votará en la próxima sesión ordinaria de la Legislatura porteña un incremento de $23.000.000.000 y una autorización al GCBA para contraer deuda por U$S305.000.000.

El próximo jueves, 16 de agosto, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires votará una ampliación del prespuesto 2018 estimada en $23.500.252.050 para pagar subsidios a la educación privada, acuerdos paritarios y otros rubros.

En esta misma sesión ordinaria se votará un proyecto para que Ciudad pueda contraer U$S305.000.000 para reparar la Línea D de subtes, para concluir los viaductos y para hacer la integración socio urbana, contemplada por ley, en varias villas.

Los fundamentos del proyecto de ley (Expediente 2235-J2018) señalan: “Se propone una ampliación de pesos seis mil ciento cincuenta y tres millones setecientos mil ($ 6.153.700.000.-) en los créditos asociados al gasto en personal de la Ciudad. Estas mayores erogaciones tienen su origen en los acuerdos salariales llevados a cabo durante el primer semestre del año con las distintas organizaciones gremiales”.

“Por otra parte, en concepto de bienes de consumo, se estima necesario incorporar al presupuesto vigente pesos seiscientos ochenta y tres millones doscientos mil ($ 683.200.000.-) destinados principalmente a la adquisición de medicamentos y otros insumos para el sistema de salud y de productos lácteos destinados al Ministerio de Educación e Innovación”, añade.

“En cuanto a los servicios no personales, se propone incorporar pesos cinco mil setecientos cincuenta y tres millones doscientos mil ($ 5.753.200.000) en concepto de mayores gastos originados en la prestación de los servicios de comida destinados a hospitales, escuelas y programas sociales; conjuntamente, se incluyen las erogaciones correspondientes a la limpieza de hospitales, la recolección de residuos, las locaciones de servicio de varios ministerios, los servicios básicos de las dependencias públicas, la redeterminación de precios de los servicios de seguridad privada y de digitalización de infracciones del Ministerio de Justicia y Seguridad, los servicios de transporte y limpieza del Ministerio de Hábitat y Desarrollo Humano y de transporte y alquileres del Ministerio de Educación e Innovación, entre otros”, puntualiza.

Por el lado de los bienes de uso, se “incluyen pesos tres mil seiscientos cuarenta y ocho millones seiscientos mil ($ 3.648.600.000.-) destinados a atender los requerimientos de inversión en obras y equipamiento de diversos ministerios”.

Hay $2.487.352.050 que se usarán para subsidios: “Se originan, principalmente, en el subsidio de la educación de gestión privada, para atender el acuerdo paritario del ejercicio; del mismo modo, se incluye la mayor previsión en concepto de subsidio a la tarifa del servicio de transporte subterráneo, los subsidios sociales, el subsidio de la energía eléctrica en asentamientos y barrios carenciados y las becas del Ministerio de Cultura”.

“Por último, se estiman pesos cuatro mil setecientos setenta y cuatro millones doscientos mil ($ 4.774.200.000.-) adicionales para la atención de los servicios de la deuda pública. Esta proyección de mayor gasto obedece a la fluctuación, entre el valor previsto en la estimación presupuestaria y el valor real, en las variables más significativas que hacen a tales erogaciones. En efecto, se observa una importante variación entre el tipo de cambio promedio previsto para el dólar en el presupuesto ($ 19,30) y el tipo de cambio real, alrededor de $ 28, con el que hubo que afrontar algunos pagos de servicio de deuda. Del mismo modo, la tasa Badlar prevista originalmente en un valor promedio anual de 21% varió significativamente los últimos meses, llegando a un máximo de 36,125%”, concluye el detalle de la ampliación presupuestaria.