Vuelven a postergar la super final entre River y Boca

Luego de que Boca hiciera un pedido en ese sentido, la CONMEBOL anunció la decisión en redes sociales.

El Presidente y el Consejo de la CONMEBOL decidieron en la mañana de este domingo la postergación del partido de vuelta de la final de CONMEBOL Libertadores 2018 con el objetivo de “preservar la igualdad deportiva”.

“La nueva fecha de la final será analizada y decidida en una reunión en Asunción el martes 27 a las 10 de la mañana con los presidentes de los clubes finalistas, Boca Juniors y River Plate”, informaron a través de su cuenta oficial de Twitter.

La nueva fecha del partido podría ser el 8 de diciembre, dado que el fin de semana próximo no podría realizarse ningún evento por la realización de la cumbre de líderes mundiales del G20, con sede en la ciudad de Buenos Aires.

Minutos después de formalizado el anuncio de la suspensión del partido, el DT xeneize Guillermo Barros Schelotto y el presidente Daniel Angelici brindaron una conferencia de prensa conjunta. Guillermo dijo que el equipo está en desventaja tras las lesiones de distinta índole que sufrieron los jugadores, mientras que Angelici dio a entender que, mediante un expediente, pedirá que la partido se le de por ganado a Boca.

“Yo soy de los que piensan que los partidos se ganan y se pierden dentro de la cancha, lo dije desde el principio y no me voy a desdecir ahora, pero como presidente no soy el dueño del club, y tengo que dejar de lado mi postura personal y representar al hincha, al estatuto y la comisión directiva”, dijo Angelici.

En tanto, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, calificó como “estupidez humana” lo ocurrido este sábado en las afueras del estadio Monumental. Se refirió en particular al caso de la mujer que aparece en un video colocando bengalas bajo la ropa de una niña y apuntó contra “la mafia de los barrabravas” por la agresión al micro que llevaba al plantel y autoridades de Boca Juniors y que pasó a pocos metros de la hinchada de River.

Larreta vinculó la agresión al micro de Boca con las 300 entradas secuestradas en operativos realizados el día viernes, de los que dio cuenta este medio.

“Se quedaron sin 300 entradas y esa gente es la que estuvo en los alrededores de la cancha e hicieron los ataques. Debemos preguntarnos quién le dio las entradas”, dijo Rodríguez Larreta.

Dijo que tanto la administración porteña como la nacional irán “a fondo contra los barra brava como lo hacen con el narcotráfico”.

El funcionario dijo que el ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo, ira “a fondo con la investigación haciendo un sumario para determinar las responsabilidades y ver que se podría haber hecho mejor”.

Los 30 detenidos, imputados por atentado y resistencia a la autoridad, por la fiscal Adriana Bellabigna fueron indagados. Luego fueron puestos en libertad. Tienen prohíbo acercarse al Monumental en un radio de 500 metros

Los imputados fueron liberados ya que no “presentaban antecedentes penales”, sumaron fuentes oficiales.

Hubo 20 personas que fueron demoradas por contravenciones. También quedaron en libertad.

El mandatario porteño también anunció que encomendó al ministro de Justicia y Seguridad porteño, Martín Ocampo, que abra una investigación interna por los errores del operativo.