Preocupación por el estado del Parque Avellaneda

El reclamo de los vecinos llegó a la Legislatura porteña, donde Cecilia Segura (Frente de Todos) presentó un proyecto para solicitar mejoras. Aseguran que es clave el problema en el sistema de riego.

Los vecinos del Parque Avellaneda están preocupados y denuncian un estado de abandono en el pulmón verde de la Comuna 9. Haciéndose eco de esta situación, la legisladora porteña Cecilia Segura (Frente de Todos) presentó un proyecto de Declaración para solicitar que el Gobierno porteño realice los trabajos públicos necesarios.

La propuesta pide que se implementen todas “las medidas necesarias para realizar un estudio de diagnóstico sobre su estado de degradación para planificar su recuperación integral y tome las medidas pertinentes a efectos de garantizar la puesta en funcionamiento del sistema de riego a la brevedad”.

“Deseamos resaltar el valor y la importancia del Parque Avellaneda como patrimonio histórico y como el segundo espacio verde público más extenso de la Ciudad de Buenos Aires y reiteramos que el abandono del mismo afecta la identidad y memoria de la Comuna 9, que hace a su vez a la identidad de todos/as los/as porteños/as”, señalan los fundamentos del texto elaborado por Segura.

Noticias relacionadas

Por ley, existe una Mesa de Trabajo y Consenso (MTC) integrada por vecinos y autoridades. Este ente transmitió que “lo que profundizó el estado de degradación del Parque fue la falta de funcionamiento del sistema de riego que abastece a toda la Unidad Ambiental y de Gestión, afectando no solo su belleza paisajística, sino también su calidad ambiental”, reseña el proyecto.

“En este sentido, los vecinos/as que forman parte de la MTC han denunciado en sus plenarios mensuales, realizados durante el año 2020 y los que se realizaron hasta la fecha en el año 2021, que el sistema de riego sufre una serie de falencias que imposibilita el riego del Parque. Se detectó que las tres bombas de agua del Parque no se encuentran funcionando y hasta la fecha no se ha dado a conocer un informe técnico que explique las razones por la cuales las mismas no están activas”, se agrega.

“Por estos motivos resulta preocupante que el GCBA no haya llevado adelante las acciones necesarias para mantener la calidad y el bienestar del Parque y que no haya gestionado las medidas necesarias para atender los reclamos de la Mesa de Trabajo antes mencionados, considerando especialmente la importancia vital que tienen los espacios verdes públicos en el contexto de pandemia”.

Ante esta situación y luego de un extenso diálogo con los vecinos/as que forman parte de la MTC del Parque Avellaneda es que se realiza esta declaración que tiene como objetivo expresar la preocupación, no solo de esta Legislatura, sino la de los/as vecinos/as integrantes de la Mesa de Trabajo y Consenso del Parque Avellaneda”, concluye el proyecto elaborado por Cecilia Segura.