Presentan proyecto de Ley para acceder al cannabis medicinal en la Ciudad

Desde el bloque Evolución elaboraron el texto parlamentario. “El dolor no espera a las burocracias estatales”, enfatizan.

El bloque parlamentario Evolución presentará un proyecto de ley en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires para permitir el uso de cannabis con fines medicinales en el ámbito porteño.

El legislador porteño Leandro Halperín, uno de los impulsores de la medida, dijo: “El proyecto de ley tiene por objeto establecer un marco regulatorio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para el acceso informado y seguro como recurso terapéutico, la investigación, el uso científico y la producción pública del cannabis y sus derivados, garantizando y promoviendo el cuidado integral de la salud”.

Evolución sostiene que el cannabis medicinal aporta “calidad de vida a pacientes, ya que constituye una alternativa terapéutica para quienes padecen dolores crónicos”.

El proyecto contempla: “Se incorpora al Sistema de Salud Pública y sus respectivos efectores, Hospitales y Centros de Salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, así como también a la Obra Social de la Ciudad de Buenos Aires (Ob.S.B.A.) el medicamento paliativo de Cannabis y sus derivados, de entrega gratuita, para el tratamiento médico de convulsiones, crisis motoras, dolores crónicos, náuseas y vómitos derivados de quimioterapia y otras afecciones relacionadas con enfermedades tales como Epilepsia Refractaria, Síndrome de West, Cáncer, VIH-SIDA, Esclerosis Múltiple, Autismo y enfermedades psiquiátricas como Esquizofrenia, entre otras afecciones y patologías que en el futuro determine la Autoridad de Aplicación”.

“Todo paciente o representante legal, tutor/a o curador/a de paciente que, presentando las patologías incluidas en la presente ley y aquellas que determine la reglamentación y/o las prescriptas por médicos que cuenten con matrícula habilitante, se encuentran habilitados a fin de sembrar, cultivar o guardar cannabis y sus derivados, en las cantidades que determine el tratamiento indicado”, añade el legislador porteño.

“El dolor no espera a las burocracias estatales. El Estado llega tarde y mal porque lo único que hace es criminalizar a los usuarios, pero no garantiza el tratamiento de quienes precisan al cannabis y sus derivados con fines medicinales y terapéuticos”, concluye Halperín.

A nivel nacional, el año pasado se aprobó una ley en el Congreso para establecer un marco regulatorio sobre la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y paliativo del cannabis. La iniciativa impulsa la producción pública del cannabis y permite importar el aceite para los pacientes con indicación médica, pero no contempla el autocultivo. En este último caso algunas personas lo lograron a través de recursos de amparo promovidos ante la Justicia.