Presentan un proyecto para que las comunas llamen a consulta popular para elegir sus nombres

La propuesta destaca que la Comuna 9 es la única que logró tener una denominación oficial.

Por Mateo Lezcano

Una legisladora porteña presentó un proyecto en la Legislatura para que las comunas convoquen a consultas populares en las que sus habitantes puedan definir el nombre oficial con el que las mismas podrían ser denominadas. La iniciativa llama a replicar el modelo de la Comuna 9, que obtuvo el reconocimiento por ley para ser llamada “Lisandro de la Torre”.

El proyecto de declaración lo firmó María Rosa Muiños, del Frente de Todos, e ingresó en los primeros días de marzo en la Comisión de Descentralización y Participación Ciudadana. El texto pide la adhesión a la intención de “que cada comuna convoque a su electorado a Consultas Populares a efectos de otorgarse sus respectivas denominaciones, de conformidad con lo establecido por la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires y Leyes N° 1777 y N° 89 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

En sus argumentos, la legisladora Miuños enfatiza en que la Ley N° 1777, de la conformación de las comunas, establece que las mismas “se identifican de la manera consignada en el anexo de la presente ley, hasta tanto los electores de cada una definan su denominación mediante consulta popular convocada por la Junta Comunal”, Asimismo, el artículo sostiene que cuando finalice este plazo, “las comunas emitirán un proyecto de ley con la denominación propuesta, para su tratamiento por la Legislatura de la Ciudad”.

Noticias relacionadas

Las comunas tienen autoridades desde 2011 y fueron incrementando sus competencias, pero hasta el momento se las sigue llamando con su nombre técnico: el número de jurisdicción que le corresponde dentro de las 15 en que se dividió el territorio porteño. Para la legisladora firmante del proyecto, “deviene indispensable impulsar los procedimientos correspondientes a dar cumplimiento a dicha normativa”.

En los considerandos, Muiños hace referencia a la situación de la Comuna 9, que es la única que sí pudo obtener una denominación oficial: Lisandro de la Torre. “Oportunamente, la convocatoria fue impulsada por la Junta Comunal y aprobada por el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad para denominar a la Comuna 9 en recuerdo al frigorífico que fue tomado por sus trabajadores en 1959, marcando un hito en la lucha del movimiento obrero. Con el 94,6 % de los votos escrutados, la aprobación al nombre propuesto para la Comuna 9 alcanzaba el 79,80 % de acompañamiento, es decir, unos 62.246 vecinos estuvieron de acuerdo con dicha denominación y en función de ello fue formalizada la denominación“, destaca el texto.

A la vez, menciona la petición llevada a cabo por vecinos/as de la Comuna 12, que buscan que la misma pase a llamarse Roberto Goyeneche, como el famoso tanguero residente en Saavedra y Coghlan. En el mismo sentido, existió un pedido para que la Comuna 7 incorpore a su nomenclatura al Papa Francisco.

En el último tiempo, la Ciudad propició que varias estaciones de Subte agreguen a sus nombres las referencias a personalidades, emblemas o hitos de su zona de influencia. Por caso, la estación Pasteur pasó a llamarse “Pasteur-Amia”, Malabia, “Malabia-Pugliese”, Juan Manuel de Rosas, “Juan Manuel de Rosas-Villa Urquiza”. En la Línea E, Entre Ríos es “Entre Ríos-Rodolfo Walsh” y en la H, Inclán es “Inclán – Mezquita Al Ahmad”.