Primer juicio oral penal online porteño: cinco años de prisión por publicar y facilitar imágenes de explotación sexual de adolescentes

Fue desarrollado por el fuero Penal, Contravencional y de Faltas, tras las restricciones impuestas por la pandemia.

Este miércoles, la titular del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas n.° 13, Lorena Tula del Moral, llevó adelante el primer juicio oral completamente virtual del fuero. Condenaron a cinco años de prisión a una persona por publicar y facilitar imágenes de explotación sexual de menores de 18 y 13 años.

Los hechos imputados: delito de publicación de un video de una menor de 18 años con actividades sexuales explícitas; la facilitación de 25 videos de menores de 18 años de edad con actividades sexuales explícitas; la facilitación de tres videos de menores de 13 años de edad con actividades sexuales explícitas; la tenencia de 28 archivos digitales de menores de 18 años de edad exhibiendo sus genitales o en actividades sexuales explícitas con fines inequívocos de distribución.

Tras una tarea previa, se ordenó allanar su domicilio particular, allí se secuestraron diversos dispositivos, y a través de la labor pericial del Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal, se logró descubrir que a través de la aplicación WhatsApp, había compartido videos con imágenes de abuso sexual infantil. La titular de la Unidad Fiscal Especializada en Delitos y Contravenciones Informáticas, Daniela Dupuy, fue quien llevó adelante la investigación, consigna Ijudicial.

La jueza sostuvo, en el desarrollo de la jornada: “No quedan dudas respecto de que los videos que publicó, facilitó y poseía B. contenían escenas de actividades sexuales explícitas y/o representaciones de sus partes genitales con fines predominantemente sexuales, respectivamente, puesto que tome vista durante la audiencia de todos los que formaron parte de la imputación y no quedan dudas solo de que reúnen las características propias para adecuarse al tipo penal sino que se trataron de episodios aberrantes, donde se ha vulnerado en forma violenta la integridad física y psíquica de los niños y niñas involucrados”.

La titular del Juzgado y su equipo de colaboradores trabajaron desde sus domicilios particulares. Lo mismo sucedió con el asesor tutelar. La fiscal, lo hizo desde su despacho en el Ministerio Público Fiscal. Los tres testigos declararon desde sus domicilios. El imputado y su abogado defensor participaron desde la Sala de Audiencias del Edificio Judicial ubicado en Beruti 3345, en Palermo (Comuna 14).

Para el juicio se confeccionó un estricto protocolo de actuación. Dicen fuentes oficiales: “Con el objetivo de prever todos los pasos a seguir dentro del juicio y la admisión de la prueba digital durante el desarrollo de la audiencia virtual, a la vez que se dispusieron diversas medidas para el resguardo de los derechos en juego; en una tarea mancomunada del personal de la Dirección de de Informática y Tecnología del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires, y sus pares del Ministerio Público Fiscal porteño”.