Primera condena por travesticidio: prisión perpetua para el asesino de Diana Sacayán

La activista trans fue ultimada en su departamento del barrio de Flores en 2015.

Este lunes, el Tribunal Oral en lo Criminal 4 condenó a prisión perpetua a Gabriel David Marino por ser coautor del “homicidio agravado por odio de género y violencia de género” de la dirigente trans Diana Sacayán, quien en octubre de 2015 fue asesinada de 13 puñaladas en su departamento de Flores (Comuna 7). Es la primera condena en la historia argentina donde se utilizó la figura del travesticidio.

El defensor oficial de Marino, de 25 años, Lucas Tassara, solicitó la absolución de su asistido y cuestionó las pruebas aportadas.

El fiscal Ariel Yapur consideró a Marino responsable del “homicidio triplemente agravado por odio de género, por violencia de género y por el vínculo” de Sacayán, quien tenía 40 años, y señaló la “inmensa responsabilidad institucional” que posee la causa por la “dimensión de Diana como víctima” y por “el interés especial” que organizaciones internacionales tienen sobre el tema. “El caso de Diana es un caso testigo de las violencias contra las mujeres trans”, agregó.

El abogado Ricardo Kassargian, querellante por el INADI, expuso: “Si matan al padre, se habla de parricidio; si matan a un hijo, se habla de filicidio; al hermano, fraticidio… Entonces, cuando matan a una travesti por su condición de tal, se debe hablar de travesticidio”.

La representante de la familia de Sacayán, Luciana Sánchez, dijo ante los jueces que éste fue un caso “fundacional” y que resaltó el “impacto” que tuvo en la comunidad.

En la Plaza Lavalle, frente a Tribunales, hubo una concentración de activistas y militantes. También en los pasillos judiciales, donde muchos siguieron el fallo a través de televisores.

Estuvieron presentes miembros de la Coordinadora Contra la Represión Institucional (Correpi). En la sala de audiencias estuvo la Madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas.