Promueven las “supermanzanas” en la Ciudad para fomentar la circulación peatonal

Cada una estará delimitada por “un perímetro de calles externas o vías de circulación principal; se promoverá la continuidad de las calles externas entre “Supermanzanas” contiguas”.

Este jueves la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó una ley para planificar y promover las supermanzanas para fomentar la circulación peatonal. Se trata de “un conjunto delimitado de manzanas y calles internas cuyas características ambientales y urbano-paisajísticas son homogéneas y/o permiten la identificación de una zona con características particulares y reconocibles”, destaca la ley.

Cada “Supermanzana” estará delimitada por “un perímetro de calles externas o vías de circulación principal; se promoverá la continuidad de las calles externas entre “Supermanzanas” contiguas”. Se encuentran exceptuadas de ser incluidas en las “Supermanzanas” aquellas arterias integrantes de la Red de Tránsito Pesado, vías de circulación de Transporte Público de Pasajeros y cualquier otra que determine la autoridad competente en la materia.

Según la ley, entre los objetivos figuran: generar espacio público de cercanía para los vecinos y las vecinas y fomentar la participación ciudadana en su diseño y cuidado; contribuir a una ciudad más verde a través del aumento de la superficie absorbente utilizando dispositivos ambientalmente sustentables; promover un estilo de vida saludable, natural, lúdica, interpersonal y comunitaria; reducir y ralentizar la movilidad de vehículos privados, aumentando la seguridad vial, conservando la funcionalidad y organización urbana; reducir la circulación de vehículos de mayor porte.

Noticias relacionadas

Los fundamentos de la ley exponen: “Las “Supermanzanas” son una forma de organización urbana que aporta soluciones a las disfunciones ligadas a la movilidad vehicular, a la vez que mejora la disponibilidad y calidad del espacio público de cercanía a partir de una nueva forma de jerarquización de la red vial. Desde hace algunos años este tipo de iniciativas ya se están aplicando en ciudades como Barcelona y Vitoria, y proyectos similares, que también persiguen ciudades más cercanas y sostenibles, están siendo desarrollados en grandes urbes de distintos lugares del mundo. Sin ir muy lejos los planes llevados a cabo por la Ciudad de Buenos Aires para la peatonalización del microcentro tienen características similares a las del presente proyecto”.

“Su denominación responde a que este modelo urbanístico propone sustituir la manzana tradicional por un grupo de manzanas y redireccionar el tránsito vehicular al perímetro de éstas conformando una “Supermanzana”. Al interior de las “Supermanzanas” se pretende reducir y ralentizar el tráfico motorizado así como acotar el estacionamiento de vehículos en superficie, para crear células urbanas fomentando el uso y la apropiación social del espacio-calle, generando nuevos espacios para la interacción comunitaria, el esparcimiento y la utilización de movilidad activa y medios de transporte sustentables. Estas condiciones de mayor seguridad vial que se crean al interior de la supermanzana fomentan no sólo un mayor uso vecinal del espacio público, sino también el uso de sistemas sustentables de transporte – como movilidad a pie, bicicletas, monopatines- y la configuración de espacios públicos de cercanía que promueven un estilo de vida más saludable e interpersonal”.

“Asimismo, la implementación de las supermanzanas contribuirá a una ciudad más verde -aumentando la superficie absorbente y sumando arbolado, canteros, huertas urbanas y otros recursos de paisaje-, disminuyendo la contaminación ambiental y sonora y promoviendo una escala de economía local, con actividades feriales culturales, gastronómicas y artesanales”. De esta forma, se pretende mejorar la calidad urbana y la integración comunitaria en el espacio público, generando condiciones para que la vida de las personas pueda desarrollarse en su entorno cercano, pudiendo satisfacer la mayoría de sus necesidades de cuidado, alimentación, trabajo, educación y esparcimiento sin necesidad de usar el automóvil”.