Proponen un programa de asistencia habitacional a personas en situación de calle

El legislador Santiago Roberto impulsa que se les otorgue un subsidio de hasta $468.600.

El legislador porteño Santiago Roberto (Frente de Todos) presentó un proyecto de ley este miércoles para crear el programa “Atención para Familias en Situación de Calle”, que consiste en un subsidio de hasta $468.600 con la finalidad de “mitigar la emergencia habitacional de los y las residentes” porteños.

Este programa, plantea el proyecto, será coordinado por el Ministerio de Hábitat y Desarrollo Humano.

En cuanto al dinero estimado, se propone: “Establézcase el monto del subsidio a otorgar en una suma total de hasta 6.000 unidades fija ($234.000) anuales, abonado en un máximo de doce (12) cuotas mensuales y consecutivas de hasta 500 unidades fijas ($19.525) cada una. La Autoridad de Aplicación podrá disponer el pago del subsidio en una cuota única de hasta 12.000 unidades fijas ($468.600), en los casos en que el o la beneficiaria, al momento de ingreso al Programa, acredite fehacientemente la posibilidad de obtener una salida habitacional definitiva y concreta y ejerza la opción requiriendo dicho pago único”.

Noticias relacionadas

Desde enero, cada Unidad Fija porteña está valuada en $39,05, equivale medio litro de la nafta de mayor octanaje en la sede central del Automóvil Club Argentino, según la normativa vigente.

Para acceder al subsidio, la persona o familia debe estar en “situación de calle” o en “riesgo de situación de calle”, ser residente de la CABA desde hace al menos un año, y poseer ingresos menores a la línea de pobreza fijada por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

Quienes accedan a este subsidio deben comprometerse a efectuar los controles de salud y garantizar la escolaridad de los hijos a cargo.

Los fundamentos del proyecto señalan que existe una problemática latente con respecto a las personas en situación de calle: “El 91% de los hoteles fijan un costo mensual superior a los $ 8.500 (monto límite del subsidio gubernamental), el 32% de los hoteles no permite el ingreso de familias que cuenten con personas menores de edad; el 21% no admite personas con padecimiento mental; el 41% se niegan a emitir presupuestos por escrito; se registraron 39 hoteles con disposición de clausura vigente, de los cuales al menos en 8 casos se cuenta con un pedido de desalojo sugerido por el órgano de control”.