Protesta de trabajadores de la salud en Congreso y Barracas y acampe en el microcentro

Son reclamos hechos por afiliados a ATE – Hospital Moyano y la Agrupación Bordó-ANCLA.

Trabajadores de la salud realizarán diversas protestas en la Ciudad de Buenos Aires durante la jornada del miércoles. Además, habrá un acampe en el microcentro contra el cierre de una clínica de Caseros (Tres de Febrero).

Una de las protestas se desarrollará desde las 11 frente al Hospital Moyano, en Brandsen 2570, barrio de Barracas (Comuna 4).

Un comunicado conjunto firmado por el cuerpo de delegados del Hospital Moyano informa que la consigna de la protesta es: “Queremos trabajar vacunados y con salarios dignos”.

“Estamos reclamando: vacunación de todo el personal, el pase a planta permanente de todos los trabajadores y trabajadoras contratados y una recomposición salarial para todos los empleados”, agregan.

Noticias relacionadas

Asimismo, pidieron “testeos para todo el personal; la inclusión a la carrera profesional ley 6035 y personal policial en los ingresos al hospital”.

Por otra parte, los trabajadores y trabajadoras de la salud de la Agrupación Bordó-ANCLA marcharán a las 15 desde el Congreso de la Nación (Entre Ríos y Rivadavia) hacia una de las sedes del Ministerio de Trabajo, en el microcentro porteño (Comuna 1).

Solicitan mejoras salariales, bajo la consigna “con salarios debajo de la línea de pobreza no podemos vivir: los esenciales no damos más”. Además, piden una “inmediata recomposición salarial y el reconocimiento del desgaste laboral”.

En cuanto al acampe, trabajadores de la clínica San Andrés lo harán este miércoles desde las 11 frente a la sede de PAMI de la avenida Corrientes 665, en el microcentro.

Al respecto, informan: “La clínica atendía a 18.000 afiliados del PAMI, que ahora deambulan por lugares distantes de otros distritos buscando que los atiendan. Adicionalmente han dejado a todos los trabajadores en la calle. Nuestra clínica tiene 12 respiradores, 90 camas, tomógrafo, y aparatología de última generación. Para nosotros, que somos 144 trabajadores en relación de dependencia, más los médicos y tercerizados, es una situación intolerable que sin embargo no ha producido la intervención del Gobierno en ningún nivel ni tampoco del PAMI”.