Quieren extender hasta 2039 la concesión de autopistas porteñas a la empresa AUSA

El jefe de Gobierno porteño envió un proyecto de ley y destaca que el modelo es exitoso.

El Poder Ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires busca renovar por 20 años la concesión de autopistas y vías interconectadas a la empresa Autopistas Urbanas SA (AUSA). Para ello, envió un proyecto de ley a la Legislatura local. El plazo iba a vencer en 2029, pero buscan que llegue a 2039 “a los efectos de conseguir un perfil de financiamiento para la obras a cargo de AUSA más aliviado y por ende con mejores condiciones de repago y tasa de interés”.

Según esta propuesta, se renovará la concesión en: Autopista 25 de Mayo (AU-1); Autopista Perito Moreno (AU-6); Autopista Presidente Flector J. Campera (AU-7); Autopista Teniente General Luis J. Dellepiane; Autopista Presidente Arturo Frondizi (AV-1 Sur) ; Autopista Presidente Arturo Umberto Illia (AV-1 Norte) ; Avenida Lugones; Avenida Cantilo; Av. 27 de Febrero; Av. 9 de Julio; Av. Rafael Obligado; Av. Castillo; Av. Guiraldes; Av. Gendarmería Nacional; Av. Antártida Argentina; Paseo del Bajo.

El Poder Ejecutivo porteño señala al defender el nuevo plazo: “El sistema de autopistas de la Ciudad de Buenos Aíres es administrado en la actualidad por la empresa Autopistas Urbanas S.A, la cual a lo largo de los años se ha mostrado como una operadora eficiente que atiende las demandas de los usuarios en lo referente a la seguridad vial y a la asistencia que deben tener los mismos en los trayectos que cubren día a día. A su vez AUSA, por mandato de la ley N° 3060 de la Caba, destina un 55 % de sus recursos (obtenidos por el cobro de peaje) a la realización de obras públicas viales en el ámbito de la Ciudad que contribuyen a alivianar el tránsito interno de la misma. Entre las obras más destacadas se pueden mencionar 27 pasos bajo nivel que han permitido eliminar idéntica cantidad de cruces ferroviarios a nivel”.

“AUSA administra un tránsito de más de 600.000 vehículos diarios que fluyen a través de las 108 vías afectadas a tal tarea. Debido a lo exitoso que ha resultado este modelo de gestión, tanto en lo referido a la realización de obras públicas, como a la gestión de la seguridad vial en la traza otorgada en concesión, el presente proyecto tiene como objetivo considerar una extensión del plazo de la concesión actual (el cual según lo establecido en la ley 3060 de la CABA vence en el año 2029), por un plazo de 20 años a los efectos de conseguir un perfil de financiamiento para la obras a cargo de AUSA más aliviado y por ende con mejores condiciones de repago y tasa de interés”.

“Este nuevo plazo de vigencia de la concesión permitiría a AUSA realizar planes de recambio de infraestructuras ligadas a la seguridad vial con mayor planificación y a su vez tomar compromisos de créditos en el exterior (AUSA a tiene en la actualidad un crédito BID tomado por ventanilla privada por U$S 230 millones para la realización de obras con finalidad social) con un mejor perfil de deuda y su consecuente beneficio financiero que luego será reinvertido en obras con finalidad social en la CABA”, añaden fuentes oficiales.