Quieren retener las licencias de conducir a quienes manejen taxis o remises ilegales

La legisladora Cristina García solicita modificar el Código de Tránsito y Transporte porteño.

La legisladora porteña del oficialismo Vamos Juntos Cristina García presentó un proyecto de ley para retener las licencias de conducir a quienes manejen taxis o remises ilegales. Para ello impulsa una modificación al Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad de Buenos Aires.

“Vemos necesario que se posibiliten la retención de las licencias de conducir para los casos en que se verifique el transporte ilegal de pasajeros. Este tipo de transporte se puede dar en taxis o remises ilegales, pero también puede prestarse en transportes de fantasía u otro tipo de vehículo. Es por ello que modificamos la redacción de esos artículos para incluir a estos últimos; además de trasladar esos artículos al capítulo del Régimen de Faltas correspondiente a Tránsito, ya que es el Cuerpo de Agentes de Tránsito dependiente de la Secretaría de Transporte, quien realiza el control y la supervisión del cumplimiento de la normativa”, expone la legisladora.

“La gravedad de esta conducta nos obliga a incluirla entre las sanciones que descuentan puntos en el Sistema de Evaluación Permanente de Conductores. Entendemos que los titulares de esos automotores y/o los conductores que realicen el transporte ilegal de pasajeros ponen en riesgo una actividad que merece ser sancionada y controlada para poder evitar que los infractores sigan cometiendo estas conductas ilícitas”, añade.

“Entonces, en vista de que la falta es grave y en la necesidad que no se continúe cometiendo la infracción por el peligro que acarrea para terceros, se otorga la facultad a los Agentes de Tránsito para retener las licencias de conducir con la correspondiente entrega del Talonario para conducir provisoriamente, el cual se otorgará sólo por 72 horas, debido a los peligros que acarrea la mencionada falta”, suma García.

“El transporte ilegal de pasajeros es muchas veces utilizado por desconocimiento o desinformación de los contribuyentes ya que no saben que el mismo no ha cumplido con los requisitos de un transporte de pasajeros legal. Los peligros e inconvenientes que esta situación pueda acarrear nos obliga a sumar esfuerzos para impedir que funcione en la ilegalidad. Por ello, las exigencias de esta reforma buscan mejorar la eficacia de estos controles teniendo mayores herramientas para sancionarlo e impedir que continúe incumpliendo la ley”, repasa la representante de Vamos Juntos.