Quirós dijo que la cuarentena precoz evitó “una catástrofe sanitaria”

El expresidente se quejó por los efectos sociales y económicos del aislamiento. El ministro de Salud porteño dijo que ahora se trabaja para abrir actividades en la sociedad, siempre evitando rebotes de contagios.

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires Fernán Quirós dijo que el aislamiento social precoz “salvó una catástrofe sanitaria difícil de ver porque nunca ocurrió”. “A partir de allí, en la Ciudad hemos trabajado para desandar la cuarentena”, dijo sobre las aperturas que implementa la CABA desde julio.

“Nosotros en marzo teníamos pocos casos pero el índice de contagiosidad R estaba en 2.2 y como esa era una ecuación exponencial, a principios de mayo nos hubiera llevado a un pico de casos superior al que tuvimos y no hubiéramos podido atender dignamente a todos”, explicó Quirós sobre la decisión de implementar el aislamiento social obligatorio al ser consultado sobre los dichos al respecto del ex presidente Mauricio Macri.

En una entrevista con el canal TN el pasado lunes, Macri había criticado la política del Gobierno de Alberto Fernández con respecto al coronavirus, al indicar que “esta cuarentena tiene que parar, confiar en nuestros médicos, en nuestra sociedad porque el argentino es responsable”.

Por su parte, Quirós sostuvo que “pudimos atender de forma humana y correcta a todo el mundo, por eso siempre insistimos en que la cuarentena precoz salvó una catástrofe sanitaria difícil de ver porque nunca ocurrió”.

“A partir de allí, en la Ciudad hemos trabajado para desandar la cuarentena y eso es lo que entiendo quiso decir el ex presidente y es una mirada que compartimos”, completó.

En ese sentido, aseguró que “en algún momento pedimos 15 días de intensificación y ahí cambiamos la curva y presentamos un programa de aperturas y llevamos casi dos meses implementándolo. La cuarentena tiene una utilidad en un período y después hay que recuperar la actividad”, añadió .

Con respecto a las nuevas aperturas, Quirós sostuvo que se están desarrollando todo los protocolos para los viajeros que ingresen a la Ciudad, y añadió que “va a tener una estrategia diferente para los que vengan de (lugares con) mayor circulación”.

“La curva de contagios está descendiendo y la solución definitiva la podremos tener en uno, dos o seis meses, que es la vacuna, pero en ese puente que tenemos hay que minimizar los riesgos de un rebrote, por eso vamos a seguir testeando y aislando”, agregó sobre la estrategia para mitigar los contagios.