Quirós dijo que se vive el “momento más intenso de la actividad epidémica” pero nota que “hay gente saturada que no puede cumplir la cuarentena”

El minsitro de Salud porteño dijo que “lo que está pasando es que la gente ya no puede sostener la idea de no ir a visitar a un amigo, un vecino o un familiar, de esto no se sale buscando culpables sino reflexionando”.

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, dijo este viernes por la mañana que “cada día que pasa tenemos más casos y eso tensa y estresa un poco más el sistema de salud”, pero aseguró que “la gente está muy saturada y cansada, y hay gente que no puede cumplir de manera estricta la cuarentena” por la pandemia de coronavirus.

“Hay una velocidad contenida de crecimiento pero siempre en crecimiento, por eso, obviamente, cada día que pasa hay más casos y eso tensa y estresa un poquito más el sistema de salud”, dijo el ministro.

“Estamos en el momento más intenso de la actividad epidémica y necesitamos pasar estas semanas por delante”, afirmó Quirós, pero volvió pedir “evitar encuentros sociales en lugares cerrados”.

Quirós pidió “evitar al máximo esos encuentros, estamos discutiendo si salir a correr o abrir un negocio, que está demostrado que son seguros, y lo que está pasando es que la gente ya no puede sostener la idea de no ir a visitar a un amigo, un vecino o un familiar, de esto no se sale buscando culpables sino reflexionando”.

Advirtió que “es evidente que la ciudad de Buenos Aires está en su máximo de intensidad” de contagios por coronavirus. Quirós explicó que en el presente la ocupación de camas de terapia intensiva está repartida en partes iguales entre el sector público y el sector privado.

“Ha sido una epidemiología muy intensa en el sector público, el 70% los hemos atendido allí hasta el mes de junio, pero la enfermedad se ha movido a barrios que tienen otro tipo de coberturas y al día de hoy estamos cincuenta y cincuenta, lo cual le va a dar más trabajo al sector privado y lo va a estresar más”, señaló el ministro. De acuerdo a las cifras que brindó este viernes, de las 450 camas de terapia intensiva en el sector público, están ocupadas el 60%.

En cambio, en el sector privado, la ocupación alcanza 74% de las 600 camas disponibles. Sobre esta situación, Quirós advirtió que las únicas cifras reales son las aportadas por el Gobierno porteño, ya que son los únicos que realizan un “censo” diario, es decir que cuentan una a una las plazas ocupadas y no hacen un muestreo.

“Como Gobierno de la Ciudad somos responsables de presentar el censo de las camas y un censo significa la medición de la totalidad de las camas, no se trata de una muestra representativa que pueda tener un margen de error, no es debatible ese número porque se cuenta una por una, en el sector público y en el sector privado. No hay ninguna estrategia estadística que pueda ser más exacta que un censo”, insistió.

Con respecto a la situación de los barrios vulnerables, donde la tasa de positividad alcanza el 40%, Quirós señaló que “es una curva que está en franco descenso, realmente es una curva que está en la fase final”.