Quirós dijo que todavía no se pueden hacer actividades en lugares cerrados porque es alta la epidemiología en la Ciudad

La semana pasada, dueños de establecimientos y profesores realizaron una protesta frente a la Legislatura porteña pidiendo la reapertura de sus locales.

Este lunes el ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, aseguró que “la epidemiología de la CABA no está suficientemente descendida como para activar actividades en áreas cerradas”. Es una respuesta a dueños de establecimientos como gimnasiones y natatorios que piden reabrir pronto porque están al borde del cierre definitivo.

Quirós afirmó en conferencia que los casos de Covid-19 en la CABA “vienen descendiendo día a día” en las últimas “dos, tres semanas”, con una “meseta alta de entre 1.100 y 1.300 casos que lleva ya nueve semanas enteras”.

Agregó que el Área Metropolitana de Buenos Aires fue “la primera en activarse (con contagios), ha sido la primera en estabilizarse, con subidas y bajadas y va a ser la primera en desandar”. “Ahora, se activaron intensamente zonas del interior”, sumó.

Tal como informó este medio, dueños de gimnasios y natatorios, agrupados en “Gimnasios Unidos”, junto a profesores de educación física, y distintos empleados del sector, se movilizaron este jueves 10 de septiembre a la sede de la Legislatura porteña para reclamar que se atienda la grave crisis que viven hace casi seis meses, cuando se decretó el cierre de los mismos a causa de la pandemia.

Allí presentaron una nota al vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, pidiendo que se haga todo lo necesario para lograr la rápida reapertura de estos locales, y al mismo tiempo se brinde una ayuda económica para paliar los costos que, en este tiempo, han debido afrontar mientras contaban con ingresos escasos o directamente nulos.

Además, sostuvieron charlas con los legisladores de Juntos por el Cambio Guillermo González Heredia, Marcelo Guouman y Gonzalo Straface, quienes se comprometieron a intermediar para lograr una pronta respuesta. Sumado a ello, también fueron recibidos por el diputado porteño Manuel Socías, del Frente de Todos y allegado al ministro Matías Lammens. E intercambiaron contactos con José Luis Giusti, ministro de Desarrollo Económico del Gobierno de la Ciudad, desde donde los invitaron a una reunión para los próximos días con integrantes del equipo de Salud.

“Pedimos que nuestro sector se incorpore a la ley los beneficios del sector gastronómico y de la construcción, que exime por seis meses el pago de Ingresos Brutos”, destacó Germán Borrego, referente de los gimnasios porteños. “La situación es crítica, ya van más de 200 gimnasios que cerraron las puertas, con los puestos de trabajo que ello implica. Hay trabajadores, instruidos, profesionales, que están trabajando de delivery o hasta yendo a comedores comunitarios porque no tienen para comer”, describió Borrego.