Quirós negó que estén saturadas las terapias intensivas públicas y privadas en la Ciudad

“Al día de hoy estamos 50 y 50, lo cual le va a dar más trabajo al sector privado y lo va a estresar más”, dijo el funcionario.

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, dijo este viernes que el sistema de salud privado no está colapsado, como circuló en las últimas horas.

El funcionario explicó que la ocupación de camas de terapia intensiva está repartida en partes iguales entre el sector público y el sector privado: “Ha sido una epidemiología muy intensa en el sector público, el 70% los hemos atendido allí hasta el mes de junio, pero la enfermedad se ha movido a barrios que tienen otro tipo de coberturas y al día de hoy estamos 50 y 50, lo cual le va a dar más trabajo al sector privado y lo va a estresar más”.

Dijo que de las 450 camas de terapia intensiva en el sector público, están ocupadas el 60%. En el sector privado la ocupación alcanza 74% de las 600 camas disponibles.

Sobre esta situación, Quirós advirtió que las únicas cifras reales son las aportadas por el Gobierno porteño, ya que son los únicos que realizan un “censo” diario: “Como Gobierno de la Ciudad somos responsables de presentar el censo de las camas y un censo significa la medición de la totalidad de las camas, no se trata de una muestra representativa que pueda tener un margen de error, no es debatible ese número porque se cuenta una por una, en el sector público y en el sector privado. No hay ninguna estrategia estadística que pueda ser más exacta que un censo”.

Noticias relacionadas

Este jueves, la filial en CABA de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) advirtió que en la Ciudad la ocupación de Unidades de Terapia Intensiva supera el 85%. La mitad, en promedio, tiene pacientes con Covid-19. Rosa Reina, presidenta de la entidad, dijo a C5N: “En los últimos 10 días, la terapia intensiva ha aumentado sensiblemente.” “No solo en el AMBA”. “El mapa de Argentina la historia ha cambiado ostensiblemente”.

“Los profesionales de la salud de terapia intensiva somos muy pocos. Frente a esta situación se nota muchísimo”. “Es muy difícil tener terapias intensiva con complejidad: faltan profesionales en cuidados críticos”, sumó.

Héctor Garín, secretario general de la Asociación de Médicos de la Actividad Privada reconoció a Tiempo: “No tenemos un numero. El Gobierno porteño habla de 600 camas UTI (en el sector privado), pero no nos consta. Hay sanatorios que tienen cuatro camas y otros 50. Hay muchos que ya están completos como el Güemes (Palermo) y otros no tanto”.

Señaló: “El Gobierno ha tratado de frenar lo más posible los contagios para cuidar las camas. Las imágenes de otros países estrujan el corazón. Es muy complejo para el sistema y para el médico tener que elegir a quien atender y a quién no. No me parece mal que la gente pueda salir pero no tienen responsabilidad individual. El corona no es un juego. Por suerte en el 90% de los casos casi no da síntomas, pero cuando ataca es muy invasivo y peligroso y cuesta mucho salvar las vidas”.