Quirós sobre el dióxido de cloro: “Si la Anmat no aprueba un medicamento, no debe aplicarse en humanos en nuestro país”

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires dijo que “es muy importante que se actúe en base a las recomendaciones” del ente regulador. Por orden de un juez, un paciente de 92 años con Covid-19 recibió este tratamiento y al tiempo falleció.

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, aseguró que el dióxido de cloro, el químico con el que fue tratado un hombre con Covid-19 por orden de un juez en el Sanatorio Otamendi, no debe ser utilizado médicamente: “Si la Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) no aprueba un medicamento, no debe aplicarse en humanos en nuestro país”.

El funcionario dijo que “es muy importante que se actúe en base a las recomendaciones” del ente regulador, ya que la Anmat “recomienda o no su uso, en base a la evidencia científica”.

En el reporte sobre la evolución del Covid-19 en la Ciudad, Quirós agregó también que las evaluaciones de la Anmat deben seguirse “más allá de lo que uno sienta, piense o esté convencido [sobre] qué tratamientos son más útiles en las diferentes enfermedades”.

El juez federal subrogante Javier Pico Terrero, del Juzgado Civil y Comercial Federal N° 7, ordenó que se suministre el dióxido de cloro e ibuprofenato de sodio en nebulizaciones a Oscar García Rúa, de 92 años, ante un amparo que impulsó el hijo de la esposa del paciente. La mujer falleció por coronavirus y el hombre cursaba graves dificultades ante el avance del Covid-19.

La aplicación del dióxido de cloro fue hecha por pedido del neurocirujano Dante Coverti, medico de García Rúa. El profesional de la salud fue imputado en una causa que se tramita en el fuero federal porteño por la denuncia del Ministerio de Salud de la Nación. Ante la orden del juez federal Sebastián Casanello, a cargo de la causa, allanaron su consultorio y recolectaron varias recetas donde ordena administrar este tratamiento.