Quirós sobre la donación de plasma: “No hay ningún trabajo de investigación científicamente realizado”

El ministro de Salud porteño dijo que de todos modos es “uno de los tratamientos plausibles, que podría beneficiar como tantos otros”.

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós,  brindó este viernes una conferencia de prensa y se refirió al uso de plasma de pacientes recuperados de Covid-19 para ayudar a contagiados que todavía cursan la enfermedad, en particular aquellos cuadros graves.

Quirós explicó que “sólo se aplican clínicamente tratamientos demostrados científicamente”. “El plasma es uno de los tratamientos plausibles, que podría beneficiar como tantos otros”.

Sumó que “no hay ningún trabajo de investigación científicamente realizado, aprobado por un comité de ética, publicado en revistas científicas y controlado por pares, que haya demostrado que el plasma para esta enfermedad tiene algún beneficio clínico”.

Desde hace semanas varios hospitales, muchos emplazados en la CABA, prueban este tratamiento. Por caso, la Fundación Hemocentro Buenos Aires informa: “El plasma es el componente líquido de tu sangre. Ayuda a la coagulación y la inmunidad. Contiene anticuerpos que combaten las infecciones, así que aquellos que se han recuperado de este nuevo Coronavirus tendrán en su plasma sanguíneo anticuerpos que les ayudarán a protegerse contra futuras infecciones”.

“Los donantes que se han recuperado totalmente del nuevo coronavirus tienen anticuerpos en su plasma sanguíneo para ayudar a protegerse contra futuras infecciones. Los donantes elegibles que completen el formulario de Solicitud de Donación recibirán una cita para donar plasma de convaleciente. Durante una donación de plasma, se extrae sangre de un brazo y se envía a través de una máquina de alta tecnología que recoge el plasma y luego, de manera segura y cómoda, le devuelve los glóbulos rojos y las plaquetas, junto con un poco de solución salina. Sólo toma unos minutos más que donar sangre”.

“Actualmente se están llevando a cabo investigaciones para demostrar, no sólo su utilidad, sino el momento y la dosis en que corresponde utilizarlo. Para esto es que resulta tan necesario que concurran donantes ya que aun no contamos con suficientes donaciones para determinar estos estudios. La investigación se basa en episodios anteriores de otras epidemias (en el caso de Argentina, el virus Junín y en el caso internacional, epidemias como el Ébola) en donde se ha utilizado el plasma de convaleciente con éxito. Está justificada la idea de que aportando anticuerpos los mismos pueden bloquear al virus, aunque no todos los anticuerpos son capaces de hacerlo. Para avanzar en todos estos estudios es muy importante contar con donantes de plasma”.